miércoles, 6 de mayo de 2015

Centenario de Orson Welles

Orson Welles entrevistado por reporteros, al día siguiente de la transmisión
de su adaptación radiofónica de La guerra de los mundos, de H.G. Wells

Se cumplen cien años del nacimiento de Orson Welles (Kenosha, Wisconsin, 1915), director, escritor, actor, productor, un verdadero artista.
Para celebrar este aniversario y por tanto la vida de este gigante que tanta gloria dio al teatro, a la radio y al cine no hay como buscar y disfrutar su obra, sus entrevistas, su presencia, su voz. Habrá que aprovechar este centenario para ver en pantalla grande alguna de sus películas, aunque siempre habrá contenidos en la red que nos permitan descubrirlo o redescubrirlo.
Su carrera cinematográfica legó al mundo obras maestras indiscutibles como Citizen KaneFalstaff Chimes at Midnight, esta última, la película favorita de Welles, sin duda porque en ella quedó plasmado su amor por la obra de Shakespeare, de quien llevó al teatro y al cine múltiples adaptaciones.
Referencia obligada para estudiantes de comunicación es el programa de radio que transmitía la cadena CBS Radio: The Mercury Theater on the air, particularmente el episodio que transmitió la noche de Halloween, el 30 de octubre. Como todos los domingos, desde el 11 de julio de 1938, cuando inició la serie de trece emisiones, la compañía teatral presentó la adaptación de una obra literaria. En esa ocasión Welles escogió The War of the Worlds, escrita por H. G. Wells y adaptada por el propio Welles y Howard Koch.
Esa edición inició con el aviso de que se trataba de una dramatización de la obra de Wells. Sin embargo, como sucede con los medios electrónicos, el público no siempre escucha desde el principio el programa o no le presta atención inmediatamente y quienes captaban la transmisión ya avanzada, creyeron que, por el tono noticioso se trataba de un acontecimiento que estaba ocurriendo realmente, es decir, que los marcianos estaban invadiendo en esos momentos diversos puntos de Estados Unidos.
¿Por qué la gente creyó que dicha invasión estaba ocurriendo realmente? El contexto histórico es determinante. La atmósfera anunciaba una nueva guerra; la radio era el medio más importante del momento y, como sucede actualmente con los medios como la televisión y las redes sociales, si se difunde algo es fácil que la gente lo crea sin pensarlo mucho. Pero ¿marcianos? Bueno...
El asunto es que se generó pánico durante la transmisión y, aunque se aclaró, al final de la emisión, de que siempre se había advertido que se trataba de la adaptación de una obra literaria, al otro día este programa de radio y el pánico generado ocuparon los titulares de la prensa estadounidense.
¿Orson Welles habrá tenido la intención de generar pánico entre los radioescuchas? Él declaró que no. Pero, independientemente de que haya provocado molestias e incluso accidentes, sin duda disfrutó mucho el resultado de esa experiencia y gracias a ella se catapultó su carrera cinematográfica.
La historia de la radio tiene en esa transmisión de The Mercury Theater on the air uno de los capítulos más impactantes. Un trabajo profesional de adaptación, actuación, musicalización y de efectos especiales alimentó la imaginación que viajó libremente en las ondas herzianas, el resto lo pusieron los radioescuchas y las circunstancias.
Cabe resaltar que la responsabilidad social de Welles, como director de programas radiofónicos, se materializaba en cada emisión al llevar a millones de radioescuchas obras literarias que quizá de otra manera jamás habrían conocido. Ojalá el espíritu de Welles estuviera presente en quienes tienen la fortuna de estar frente a un micrófono.
Y ya para concluir dejo estas palabras de Bertolt Brecht: "Un hombre que tiene algo que decir y no encuentra oyentes está en una mala situación. Pero todavía están peor los oyentes que no encuentran quien tenga algo que decirles".


Un fragmento con subtítulos:



lunes, 13 de abril de 2015

Eduardo Galeano, siempre presente

Origen de la imagen

Ventana sobre el cuerpo*
La iglesia dice: El cuerpo es una culpa.
La ciencia dice: El cuerpo es una máquina.
La publicidad dice: El cuerpo es un negocio.
El cuerpo dice: Yo soy una fiesta.

Las voces de los grandes se escuchan cuando ocurren cosas grandes y también cuando pequeñas cosas de todos los días inspiran historias. Así es la voz de Eduardo Galeano: clara, fuerte, comprometida, inteligente, cálida, graciosa, actual, solidaria y por eso y más siempre presente.

Ahora en su biografía, al lado de su lugar de nacimiento, el 3 de septiembre de 1940 aparece la fecha de su fallecimiento: 13 de abril de 2015, ambos acontecimientos en Montevideo, Uruguay; el "paisito" de Alfredo Zitarrosa, Mario Benedetti, los Olimareños, José Mujica...

"La muerte es muy aburrida", decía. Por lo que invitaba a quienes lo escuchaban a gozar todo.

Quienes lloramos su muerte nos consolamos al decir que su obra queda y la mejor forma de honrar su memoria es descubrirlo (para quienes todavía no lo conocen), leerlo, releerlo, escucharlo, sentirlo cercano a la cotidianidad latinoamericana pero también a la de otros países que sufren injusticias, es decir, todos, porque no le eran ajenas las historias que se escriben con sangre en Irak, Afganistán, Siria..., como tampoco  movimientos como los indignados españoles y, más recientemente, el surgido a raíz de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Lo leíamos en La Jornada y leíamos de él en dicho diario. De su discurso pronunciado el 22 de febrero de 2011, cuando recibió el diploma de honor y la Medalla 1808, como reconocimiento a su trayectoria.
…Galeano agradeció a México y manifestó su solidaridad con el país “ahora que esta tierra entrañable está siendo víctima de la hipocresía del narcosistema universal, donde unos ponen la nariz y otros los muertos, y unos declaran la guerra y otros reciben los tiros
“Y en estas horas duras, México está recibiendo veladas amenazas del gran hermano del norte que parece que quiere venir a salvar a este país de la violencia y del caos, y eso corresponde a la tradición mesiánica del hermano del norte que a lo largo de casi toda su vida independiente se ha consagrado a esa tarea, al parecer encomendada por Dios, de salvar a los países que necesitan su ayuda. Me parece muy peligroso, porque en la experiencia esa ayuda ha sembrado al mundo de dictaduras militares, ha convertido a Irak en un manicomio y está convirtiendo a Afganistán en un vasto cementerio.
“A mí –dijo– me parecen peligrosos todos los mesianismos, tengan el color político que tengan y provengan de la religión de donde provengan. El único mesianismo que no parece peligroso es el mesianismo de Lionel Messi, el mejor jugador de futbol del mundo.”

Lo mismo hablaba de los piratas de Somalia que de los de Wall Street, de las Chicas Superpoderosas, que de fútbol
Cuando el Mundial comenzó, en la puerta de mi casa colgué un cartel que decía: Cerrado por futbol.
Cuando lo descolgué, un mes después, yo ya había jugado 64 partidos, cerveza en mano, sin moverme de mi sillón preferido.
Esa proeza me dejó frito, los músculos dolidos, la garganta rota; pero ya estoy sintiendo nostalgia.
Ya empiezo a extrañar la insoportable letanía de las vuvuzelas, la emoción de los goles no aptos para cardiacos, la belleza de las mejores jugadas repetidas en cámara lenta. Y también la fiesta y el luto, porque a veces el futbol es una alegría que duele, y la música que celebra alguna victoria de ésas que hacen bailar a los muertos suena muy cerca del clamoroso silencio del estadio vacío, donde ha caído la noche y algún vencido sigue sentado, solo, incapaz de moverse, en medio de las inmensas gradas sin nadie.
Decía, como puede escucharse en la siguiente entrevista videograbada, que le gustaba platicar entre iguales, que no le gustaba que lo presentaran como intelectual. Me encanta la forma en que abordaba los temas, cómo relacionaba ideas, cómo lo tenían casi que llevar a rastras para concluir la charla.
No sé lo que va a pasar. Me importa lo que está pasando, me importa el tiempo que es y lo que ese tiempo que es anuncia sobre otro posible tiempo que será, pero qué es lo que será al final, no sé. Es como si yo me preguntara, cada vez, cuando me enamoro, cuando vivo una experiencia de amor a fondo, de veras y no me importa morir en ese momento mágico del amor cuando ocurre... y yo digo, y bueno, nada, el amor es como esto, es infinito mientras dura y lo importante es que sea infinito mientras dura...


* Del libro Las palabras andantes, con grabados de J. Borges, Siglo Veintiuno Editores, octava edición 2006.

miércoles, 8 de abril de 2015

Perrea un Libro, campaña del IIF de la UNAM


Todavía no supero la náusea provocada por el video de la generación 2015 del Instituto Cumbres, por las imágenes misóginas, las actitudes prepotentes de los denominados mirreyes, "hijos de papi"; la complicidad de las mujeres que ahí aparecen tratadas como objetos no sólo desdeñables sino desechables, por decir lo menos; el uso de un jaguar, cuyo simbolismo no alcanzo a descifrar, pero me resulta intolerable que un animal sea usado y el gasto que habrá representado para producir semejante basura. En un comunicado de la institución de educación privada, publicada en Aristegui Noticias se lee:

"La comunidad del Instituto Cumbres México pide (no ofrece) una disculpa por el contenido del video que ofendió a varias personas, mismas que han manifestado su enojo. Este video de ningún modo representa los valores y principios del colegio, los alumnos, familias y egresados.
La dirección del colegio no tenía conocimiento del contenido. Ya se están tomando las medidas necesarias con los alumnos involucrados y se establecerán pautas para que no vuelva a ocurrir.
 Se argumenta, a manera de disculpa, el desconocimiento del contenido del corto. De no haber sido un trending topic en redes sociales la comunidad no se hubiera dado por enterada ni hubiera reconocido que ofendió a varias personas. En fin, esto no es más que un reflejo de las relaciones que se establecen en las esferas del dinero y del poder, en donde la impunidad priva.

Digo que todavía no salía de esa sensación de náusea cuando comienza a circular en redes sociales y diversos medios de comunicación una campaña de fomento a la lectura, con la firma del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, denominada "Perrea un Libro".

Si a los engendros del Cumbres se les tachó de misóginos, con toda la razón, no sé qué calificativos merezcan los iluminados creadores de la campaña y video que la sustenta, a ritmo de reggaetón. Cifras duras con las que inicia el promocional: "México ocupa el penúltimo lugar en lectura de 107 países".

No se cita según qué estudio, encuesta o examen, quizá se deba a que como lo señalan más adelante: "a los jóvenes no les gusta leer libros...", para qué incluían información escrita en un video que está hecho para escuchar y "bailar", como aclara en el siguiente cartón.

"Cumbiatón es: vamos a perrear, casi todas son perreo, perreo -las canciones de reggaetón- o dicen agáchate, préstame la tanga, te doy por el piso, te azoto contra el muro o sea todo era así", según palabras del DJ Chango.

El escritor Fernando Curiel dice a cuadro: "La poesía es ritmo y la prosa igual es ritmo, es musicalidad. La promoción de la lectura para mí empieza con la divulgación. ¿Cuál es el mensaje? El texto mismo".

Y, gracias a una producción de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto de Investigaciones Filológicas tenemos a nuestro alcance un reggaetón hecho con el texto de un libro -Tren subterráneo, de Fernando Cuariel, por supuesto- y la voz de Baby Killa, cantante panameño.

Y la magia se hizo, porque "Cuando ya la cantaban, se les demostró que habían empezado a leer un libro". Y para rematar un testimonio auténtico y espontáneo; "todo lo que venga con el reggaetón es bueno y todo lo que venga con un libro es bueno". ¿Será?

Cuestión de gustos. Siempre habrá otras propuestas musicales y culturales para acercar los libros y fomentar la lectura entre niños, jóvenes, adultos.

Ahora sólo falta que el rector de la UNAM diga que desconocía esta campaña pero que como parte de la autonomía cada dependencia goza de libertad para hacer lo que considere más conveniente, en este caso fomentar la lectura entre los jóvenes y la venta del libro de Fernando Curiel.







miércoles, 1 de abril de 2015

Día Internacional del Libro Infantil 2015




"Hablamos idiomas diferentes y venimos de diferentes orígenes, sin embargo compartimos las mismas historias"
Historias del mundo... cuentos tradicionales
Es la misma historia para todos nosotros
En diferentes voces
En diferentes colores
Pero sigue siendo la misma...
Principio...
Argumento...
Y final ...
Es la misma historia que todos conocemos y amamos
Todos la escuchamos
En diferentes versiones y por diferentes voces
Sin embargo, siempre es la misma
Hay un héroe... una princesa... y un villano
No importa su idioma o sus nombres
Ni sus rostros
Siempre es la misma
Principio,
Argumento
Y final
Siempre ese héroe... esa princesa y ese villano
Sin cambios a través de los siglos
Nos acompañan
Nos susurran en nuestros sueños
Nos mecen para dormir
Sus voces desaparecieron hace tiempo
Pero viven en nuestros corazones para siempre
Porque nos unen en una tierra de misterio e imaginación
Porque todas las diferentes culturas se funden en Una Historia
Marwa Al Aqroubi


Como cada año, el 2 de abril celebramos el Día Internacional del Libro Infantil, fecha en que también recordamos el nacimiento de Hans Christian Andersen. El IBBY (The International Board on Books for Young People) es la institución responsable de organizar esta conmemoración.

Este año el país seleccionado para la elaboración del cartel y el mensaje es Emiratos Árabes Unidos. La escritora Marwa Al Aqroubi expresa con palabras sencillas el lema de este 2015: "Muchas culturas, una historia" y Nasim Abaeian fue la artista encargada de ilustrarlas.

Cada cultura, cada época escribe historias con un principio, un desarrollo y un final. En cada hogar, en cada escuela, en cada plaza y parque públicos, en cada espacio en donde hay niñas y niños se narran historias, se leen en voz alta y se cuentan con la teatralidad que ameritan y sorprenden a quienes imaginan escenarios, situaciones y personajes. Pero esas historias también se leen en voz baja y en familia antes de dormir; se leen en silencio y, en ocasiones, a escondidas porque el acto de leer hay quien lo toma como un acto de rebeldía. De manera que a contar y a leer y a escribir historias en este día y todos los días.



jueves, 19 de febrero de 2015

Gutenberg en el huracán digital. Programa de la Deutsche Welle

Vivimos tiempos de cambios cruciales. Un huracán tecnológico se cierne sobre uno de nuestros bienes culturales más simbólicos. Durante siglos el libro fue representación y depositario de nuestro espíritu y nuestro saber.


Ahora la revolución digital se ha apoderado de él. Nuestra interacción con los medios electrónicos queda registrada, se analiza y el lector corre el peligro de convertirse en pasivo y dócil sujeto de la manipulación. Los gigantes de las ventas en internet asfixian a la librería tradicional y hacen sentir a las editoriales el peso de su poder. ¿Qué valor tiene el libro en la era digital? ¿Cómo se aborda la cuestión en países como Alemania, tierra de Gutenberg? ¿Y en Estados Unidos, precursor de la digitalización? Hablamos con escritores, expertos y pioneros de internet, en una edición especial de Cultura.21.

Sin duda este reportaje nos lleva a reflexionar, una vez más, en torno al presente y futuro del libro.


martes, 17 de febrero de 2015

Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería



Bienvenidos a la XXXVI

La Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM), llega a su XXXVI edición.
La Feria es organizada anualmente con el objeto de dar a conocer a la sociedad en su conjunto y a la comunidad universitaria, las novedades de la industria editorial mexicana.
Su incomparable sede, el Palacio de Minería, monumento del siglo XVIII ubicado en el corazón mismo de la vida cultural de nuestro país permite, en un ambiente auténtico de Feria de Libro, dar cita a importantes editores y profesionales en la materia que ofrecen a un público siempre fiel una amplia y variada oferta editorial.
Uno de los ejes fundamentales de la Feria es su notable programa cultural, que figura entre los mayores de todas las ferias del libro del mundo. Debido a su gran aceptación continuarán las Jornadas Juveniles así como los diversos programas de lectura.
La FILPM, organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México a través de la Facultad de Ingeniería, cuenta con el apoyo de importantes dependencias universitarias; de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana; del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, así como del Gobierno de la Ciudad de México.
Los invitamos una vez más a participar activamente en la Feria de Minería dando a conocer sus novedades editoriales y promoviendo cada una de ellas mediante las distintas actividades que se realizan en el marco de la Feria, así como en sus diferentes opciones publicitarias. Los invitamos a seguir siendo parte de la mayor tradición cultural en materia de libro y fomento a la lectura que se lleva a cabo en la Ciudad de México.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Premio México Lee 2014

Ganadores del Premio México Lee 2014

En el marco de la celebración del Día Nacional del Libro, este 12 de noviembre, se entregaron los reconocimientos, más que merecidos, a los ganadores del Premio México Lee 2014. La ceremonia, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, fue verdaderamente emotiva.

Los ganadores, como era de esperarse, aprovecharon el foro para hablar de la violencia que se vive en el país. Las historias compartidas en unos cuantos minutos provocaron nudos en la garganta de los ganadores, el público, incluso en los funcionarios de las organizaciones convocantes: la Secretaría de Educación Pública, la Dirección General de Publicaciones del Conaculta, el Programa Nacional Salas de Lectura, de la Dirección General de Bibliotecas, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y Editorial Santillana.

Tuve el honor de participar como jurado en una de las seis categorías. Desde que leí los primeros proyectos, de los 53 evaluados, quedé prendada del entusiasmo y compromiso de quienes participaron, constaté que la promoción de la lectura va más allá de las prescripciones oficiales de leer 20 minutos diarios o a una determinada velocidad para lograr la lectura de cientos de palabras por minuto, sin importar lo que el libro le dice a cada lector en particular. La violencia, manifiesta en todos los rincones del país, y el miedo que genera en la población no paralizan a la gente que ha decidido que para salir adelante es necesario apoyar la educación, la cultura, que alrededor de los libros, entre muchas otras iniciativas que apuestan por la paz, se pueden lograr cambios en la vida de la familia, la comunidad, el país.

En México se está trabajando en proyectos que lo mismo involucran a unas cuantas personas o a miles. Los espacios son tan variados como salas de lectura, hospitales, bibliotecas comunitarias, escuelas, centros de rehabilitación social, plazas públicas, autobuses y hasta taxis. La forma de enamorar a los lectores también va desde la lectura en voz alta, la narración oral, el préstamo gratuito o intercambio de libros, los círculos de lectura y la experiencia de vivir los libros recreando historias en campamentos, en obras de teatro y aun en danzas. Es fascinante saber que los jóvenes toman las plazas públicas para llenarlas de letras, para conquistar nuevos lectores y apapachar a quienes aman la lectura y gustan de compartir no sólo sus lecturas sino sus libros más significativos con otros.

El fomento a la lectura también se hace desde internet, en páginas muy bien diseñadas, con contenidos que se comparten en redes sociales (Facebook, YouTube, Twitter, Instagram) y en radio. Estos medios son extraordinarios para convocar a eventos y para intercambiar experiencias culturales surgidas del amor a las letras.

Fomentar la lectura y la escritura, son actividades que miles de ciudadanos realizan en forma cotidiana, a veces discretamente y en ocasiones armando verdaderas fiestas y ferias alrededor de los libros.

Los ganadores de este año son:

Luis Fernando Álvarez Beltrán (Caborca, Sonora), en la categoría Fomento a la Lectura en Salas de Lectura, por su trabajo “Duermevela: las Salas de Lectura no duermen ni se apagan”.


Víctor Manuel Meneses Pelayo (Zihuatanejo, Guerrero), quien participó en la categoría de Fomento de la Lectura en Bibliotecas Públicas, por “Lee más Zihuatanejo de Azueta”.


Angélica Martínez Almaraz y Eva Ruiz Zacarías, del Distrito Federal, con “Porque nos gusta leer y escribir ‘rolamos’ historias”, en la categoría de Fomento de la Lectura y la Escritura en Escuelas Públicas de Educación Básica.

Jorge Manuel Villegas López (Estado de México), quien fue el representante del grupo de mujeres del municipio de Zinacantán, Chiapas, y presentó el proyecto “Yo´onik un corazón late en la montaña”, en la categoría de Fomento a la Lectura desde la Sociedad Civil.

Jorge Guerrero de la Torre (Chihuahua), por el proyecto “Palabras de vida”, en la categoría de Fomento de la Lectura y la Escritura en Otros Espacios Educativos.

Sofía López Mendoza (Distrito Federal), en la categoría Fomento de la Lectura en Empresas, con “Círculo Editorial Azteca: colección primeras lecturas”.

Cada uno de los ganadores recibió un estímulo económico de 30 mil pesos, una colección de libros de las instituciones participantes, y una beca para un curso o posgrado en temas de educación o cultura escrita, dependiendo de la oferta del Centro de Altos Estudios Universitarios de la OEI, de los intereses del premiado y de su trayectoria de estudios, así como la oportunidad de asistir al Encuentro de Promotores de Lectura de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

En tanto que a la ganadora de la categoría Fomento de la Lectura en Empresas obtuvo un diploma que la acredita como ganadora de la convocatoria 2014.

Se otorgaron menciones honoríficas en cada una de las categorías. No puedo dejar de felicitar a Joan Serra Montagut, quien presentó "Leyendo la nueva era", proyecto Ja'ab. Fascinante trabajo que involucra a la región maya no sólo del país, sino también de Guatemala, Belice, El Salvador y Honduras y del que hablaré en una entrada próxima.


miércoles, 15 de octubre de 2014

De novias, esposas y otras cosas, de Stanislaw Jaroszek

Stanislaw Jaroszek
De novias, esposas y otras cosas
Editorial El BeiSMan
ISBN: 978-1-4851-0226-4

Hace unos días Stanislaw Jaroszek me envió un correo para avisarme que me haría llegar un ejemplar de su más reciente obra, su segundo libro de cuentos. Esa noticia y tener su libro en las manos me hicieron romper el silencio que ha invadido a esta Aldea. Gracias, Stanislaw.

Al autor lo conocí hace tres años en el marco de la Feria Internacional del Libro de Minería. En esa ocasión platicó, junto con un grupo de escritores mexicanos, sobre las publicaciones de Ediciones Vocesueltas y de la revista Contratiempo.

Lo primero que quien conozca a Stanislaw le pregunta es por qué escribe en español siendo polaco y viviendo en Chicago. En la introducción de su primer libro, Jaleos y denuncias (Ediciones Vocesueltas), responde: "Al español le debo mucho. El español me abrió las puertas de las universidades norteamericanas, y me convirtió en todo un profesional. Es el español el que cada día trae el pan a mi mesa, y por eso le tengo una deuda de gratitud".

Esas palabras me conquistaron, pero más todavía sus palabras escritas y convertidas en relatos en los que el autor siempre está presente como migrante, como amante de la escritura, la familia y la memoria, como protagonista o testigo de acontecimientos que marcan la vida de quienes han tomado la decisión de dejar su casa familiar, su país.

¿Qué inspira las historias de Stanislaw Jaroszek, de dónde surgen? “Es que yo no invento, yo vivo lo que escribo”, dice el protagonista del cuento “El escritor”, mientras ve alejarse a la protagonista de todos sus cuentos. Y seguramente esa sería la respuesta que ofrecería el escritor. No inventa nada, él cuenta historias que vive, que atestigua.

Como ocurre con los relatos de cotidianidades dolorosas, de supervivencia en la selva feroz del desarraigo y el desempleo, el lector desearía que se tratara de mera imaginación, de pura invención de escritor, sin embargo, la realidad de miles y millones de seres humanos desplazados de sus tierras de origen en busca de la promesa de una vida mejor es una cruda realidad que quizá  pasa inadvertida para quienes transitan indiferentes o ensimismados frente a ellos. No obstante, para un escritor como Stanislaw Jaroszek esas historias vividas o referidas por los migrantes latinoamericanos con quienes ha aprendido el español colorido de quienes han dejado atrás a su país pero no su lengua merecen ser contadas, con la ilusión, tal vez, de que las cosas algún día cambien y nadie caiga en engaños y amenazas, como los que vivió el personaje de “Un día de Rambo”.

Al leer a Jaroszek es inevitable preguntarse cuántos seres humanos experimentarán diariamente la humillante esperanza de ser seleccionados por los enganchadores de jornaleros, cuántos ven avanzar las mancecillas del reloj y advierten que el rechazo matutino les echó a perder el día y que no hay forma de saldar las deudas. A cuántos como Tony, mejor conocido como Rambo, les gusta trabajar rápido, sin descanso, trabajar y no pensar en el hambre, no pensar en la aparente falta de solidaridad de sus compatriotas, que lo vieron subirse a la camioneta del gringo gordo, y que no le advirtieron que además de que no paga es policía.

Las novias y las esposas no son ninguna perita en dulce en los relatos de este libro. Las relaciones amorosas tienen su alta dosis de indiferencia, de engaño y aun de abuso. Mientras para unos padres el nacimiento de su hijo significa un cambio radical "Ya siendo padre uno no se siente ni tan joven, ni tan invencible, ni tan inmortal. Asimismo nunca más se sentirá solo"; para otro es como una broma pesada.

En los relatos de Jaroszek la soledad es una constante. Acompaña al jornalero, al esposo, a la vecina, al hijo que conoció a su padre, al viejo que fue millonario por un día. Pero también hay amor y humor.

Escribir sirve para recordar pero también para cambiar la historia que se relata, como ocurre en "Adríán". Escribir para vivir y vivir para escribir no es nada fácil. Crear personajes, darles vida, cuidarlos, esa es la gran responsabilidad del escritor. Que se vendan los libros es importante no tanto para el autor como para sus personajes, nos dice en "La gran fuga", relato en el que el escritor enfrenta la zozobra por la fuga de sus personajes, de que su libro quede vacío, pero sabe que pase lo que pase tendrá que vivir su propio cuento hasta el final.

Stanislaw Jaroszek, maestro, padre de familia, esposo, hijo, hermano, amigo de latinoamericanos, seguirá viviendo y escribiendo cuentos porque es escritor.



martes, 3 de junio de 2014

La metamorfosis, de Franz Kafka, a 90 años de su muerte

Franz Kafka (origen de la imagen)

 A la memoria de Maye

Este 3 de junio se cumplen 90 años de la muerte del escritor. Nació en Praga, capital de la actual República Checa, cuando era parte del imperio Austro-húngaro, el 3 de julio de 1883 y murió en Kierling, Austria en 1924, país en donde recibiría tratamiento contra la tuberculosis, enfermedad que le causó la muerte.

Además de rendir un humilde homenaje a Kafka repasando brevemente su obra más conocida, La metamorfosis, deseo compartir la inquietud que en días recientes mi hermana Ma. Elena sentía al recordar la novela leída muchos años atrás. Por más que se preguntaba no encontraba respuesta a la transformación del personaje en un insecto. Tal vez, me decía, todos en un momento dado nos convertimos en un bicho cuando sentimos que no encontramos solución a nuestros problemas. Sin duda, le contestaba. A veces no nos vemos como insectos propiamente dichos pero sí deseamos que la tierra nos trague. Tras esa conversación y su obsesión por Samsa le propuse releer la obra maestra del atormentado escritor y comentarla, pero por el momento deberíamos pensar en algo optimista.

Ya no tuvimos tiempo de hacerlo juntas.

La transformación de Gregorio Samsa en un monstruoso insecto -el autor nunca dice que se trate de un escarabajo o una cucaracha, como se le representa por la descripción que hace- después de una noche de sueño intranquilo podría ser la consecuencia "natural" para un ser atormentado por las presiones domésticas, económicas, laborales y sociales que enfrentaba cotidianamente. Gregorio Samsa era comerciante viajero. Sobre sus espaldas llevaba el peso no sólo de la manutención de su familia, compuesta por un padre autoritario y holgazán; su madre, sumisa y su hermana adolescente, una hermosa joven de 17 años, quien según su hermano era una promesa en el mundo de la música y por ello deseaba tener el dinero suficiente para que estudiara en el conservatorio.

Metamorfoseado, Samsa reflexionaba en la profesión que ejercía, profesión por cierto, no elegida sino practicada debido a que su padre estaba en deuda con el dueño del almacén y para cubrirla Gregorio tenía que someterse a las condiciones inhumanas de un viajero que debe cumplir con su cuota de ventas, tener presentes horarios y rutas de los trenes, comer mal y a deshoras, no tener tiempo para establecer relaciones significativas y duraderas y regresar a casa y encontrarse con un ambiente de indiferencia a sus atribulaciones y sueños. Además, si Gregorio no cumplía con sus obligaciones puntualmente no sólo la familia entera lo atosigaba para que no perdiera el tren, para que no faltara al trabajo, sino que un apoderado del almacén se presentaba en su casa para reclamar la falta de cumplimiento, como ocurrió justamente la mañana en que Gregorio se transformó en insecto y luchaba por salir de la cama, aterrorizado ante el terrible espectáculo que ofrecían las patitas que bailaban frente a él y sobre la panza abombada y parduzca.

¿La transformación fue física o metafórica? Si se opta por la segunda resulta difícil comprender la reacción de quienes veían en el bicho que se había apoderado de la habitación de Gregorio al mismo Gregorio. La repulsión sentida por el apoderado de la empresa ante la visión del insecto que había logrado abrir la puerta o de la sirvienta que trabajaba con la familia y decidió renunciar. Los cuidados que le prodigó la hermana, la única que podía entrar al cuarto de Gregorio para ordenarlo y para dejarle alimentos adecuados a su nueva condición: un queso que a Gregorio le parecía asqueroso al insecto le pareció un manjar, sobras de salsas y otros alimentos no frescos, como la leche, que era la bebida favorita del chico, ahora eran repugnantes para el bicho.

La novela se lee de una sentada, pero provoca reflexiones que nos acompañan por siempre, porque siempre estaremos en contacto directa o indirectamente con la falta de trabajo o la explotación laboral a cambio de migajas y malos tratos, con injusticias de todo tipo; con los tratos de gobiernos que sólo ven por el beneficio de los dueños del capital y comprometen la vida de generaciones enteras para satisfacer su avaricia y sed de poder; con afectos no correspondidos; con la imposibilidad de ser respetados por lo que se decidió ser y hacer; por los sacrificios hechos y la falta de reconocimiento y agradecimiento.
Si no tuviera que dominarme por mis padres, ya me habría despedido hace tiempo, me habría presentado ante el jefe y le habría dicho mi opinión con toda mi alma. ¡Se habría caído de la mesa! Sí que es una extraña costumbre la de sentarse sobre la mesa y, desde esa altura, hablar hacia abajo con el empleado que, además, por culpa de la sordera del jefe, tiene que acercarse mucho. Bueno, la esperanza todavía no está perdida del todo; si alguna vez tengo el dinero suficiente para pagar las deudas que mis padres tienen con él -puedo tardar todavía entre cinco y seis años- lo hago con toda seguridad. Entonces habrá llegado el gran momento; ahora, por lo pronto, tengo que levantarme porque el tren sale a las cinco», y miró hacia el despertador que hacía tic tac sobre el armario.
La lectura que hagamos de La metamorfosis, como de todas las grandes obras, provocará diferentes reacciones y reflexiones según la motivación y momento en que la hagamos. Me quedo con la enorme tristeza del destino de Gregorio Samsa, por su enorme e incondicional capacidad de sacrificio; por la falta de comunicación, respeto y amor entre los miembros de la familia cuando Gregorio los mantenía; por el temor que inspiraba el padre y las condiciones sociales en las que se desarrolla la historia, que no distan mucho de las actuales.