martes, 27 de diciembre de 2011

Ante la info-obesidad una dieta de información y una dosis semanal de "Comucaïne"

Cuidado: la comunicación perjudica. Exposición temporal del

Cada vez que nos exponemos, voluntaria o involuntariamente, a los cada vez más diversos, ubicuos, imprescindibles, informativos, entretenidos, divertidos, penetrantes e invasivos medios de comunicación recibimos dosis de información que nos provocan efectos semejantes a los que generan comidas y bebidas, que pueden ir desde la agradable y placentera satisfacción hasta la más angustiosa y peligrosa indigestión, por lo que someterse a excesos de información provoca lo que se denomina info-obesidad, y como sabemos en cuanto a la obesidad generada por excesos de alimentos y bebidas, aquella también puede ser un factor que detone otras enfermedades.

A continuación reproduzco un interesante artículo, publicado en swissinfo.ch, en el que se presentan interesantes datos y reflexiones sobre la exposición que presenta desde noviembre de este año y hasta julio de 2012 inspirada en un fenómeno actual, la sobresaturación de información que aqueja al ciudadano común, con cierto poder adquisitivo y familiarizado con el manejo de las tecnologías de la información y comunicación, excepción hecha por muchos políticos (o la mayoría de ellos), quienes están vacunados de este mal y apenas leen lo que sus equipos les preparan cuando aspiran a un cargo de elección popular o "por dedazo" o para mantenerse de manera vitalicia en él, es decir, ellos están convencidos de que no tienen que leer libros de ficción o informativos, estar enterados de cuánto cuesta un kilo de tortillas, el boleto del metro o que la mayoría de los mexicanos no ganan ni seis mil pesos mensuales.

En fin, ojalá disfruten el siguiente artículo y, si van a visitar esta exposición, ojalá nos platiquen cómo está.

Una clínica para los “enfermos” de la comunicación

La cantidad de datos intercambiados cada día en el mundo corresponde a 72.500 millones de libros.
La cantidad de datos intercambiados cada día en el mundo corresponde a 72.500 millones de libros. (Museum für Kommunikation)


 


Por Stefania Summermatter, swissinfo.ch

¿Alguna vez ha ido de vacaciones sin teléfono celular? ¿Sin consultar sus correos electrónicos? ¿Cuántos libros no leídos se han acumulado sobre su mesa de noche?

 El Museo de la Comunicación de Berna consagra una exposición a la sobrecarga de información y propone una clínica para el diagnóstico y el tratamiento de la “info-obesidad”.


En el tiempo que se necesita para leer esta frase, y en un clic, 20 millones de e-mails son puestos en circulación. El flujo de información en el mundo alcanza cifras estratosféricas que representan la lectura de al menos 12.000 libros por día. Lo anterior cuando, según los expertos, un ser humano es capaz de leer apenas 350 páginas en veinticuatro horas ...

El Museo de la Comunicación de Berna presenta “¡Atención: comunicar es  perjudicial!”
con el fin de sensibilizar y ayudar al público a manejar el estrés causado por una sobredosis de comunicación.

“Comunicar es en sí un aspecto fundamental de la vida, como comer o beber, explica la directora del museo, Jacqueline Strauss. Pero si uno se embriaga o si come siempre lo mismo, la salud se resiente. Es lo mismo con la comunicación. Hoy en día somos bombardeados con información y tenemos un acceso privilegiado a todo tipo de medios de comunicación y a las nuevas tecnologías, pero a menudo nos abruma el exceso. Nos convertimos en esclavos de la comunicación o de los medios de comunicación. Se trata de un síndrome similar al burn-out (síndrome de desgaste ocupacional), pero del cual no se habla mucho”. 

Filtrar la sobrecarga de información


De ahí la idea de una clínica de la comunicación, en la que los “pacientes” pueden poner a prueba su grado de dependencia, aversión y culpabilidad y recibir algunos consejos para reencontrar el placer perdido de comunicarse con los demás.

“¿Cuántas horas al día pasa usted en Internet?” “¿Y al teléfono?” “¿ Responde usted siempre a sus amigos?” “¿Se siente estresado, cansado?” “Cada uno de nosotros tiene una relación especial con los medios de comunicación y las nuevas tecnologías, reacciona de manera diferente a los estímulos. Es importante que el visitante pueda tomar consciencia de las limitaciones y los riesgos que conlleva el consumo excesivo por lo que le ofrecemos la oportunidad de relajarse en un oasis de bienestar”, continúa Jacqueline Strauss.

En efecto, en un rincón del museo, fueron construidas algunas cabinas de  relajación en función del diagnóstico del visitante. El verde, para aquellos que están “sanos”; amarillo para los que están cansados por el flujo de la publicidad en su buzón o en Internet. El rojo, para los enfermos “graves” que necesitan unos momentos de meditación, tendidos sobre enormes cojines negros y acompañados por una voz femenina que les invita a cerrar los ojos y a dejar de pensar.

A falta de recetas milagro, el Museo de la Comunicación ofrece algunos consejos interesantes sobre cómo mejorar una búsqueda en Internet, seleccionar el correo, resistir a la invasión de los celulares, de las publicidades o de los comentarios en Twitter.

“Parafraseando al escritor estadounidense Clay Shirky, yo diría que el mayor problema no está en la abundancia de información, sino en nuestra incapacidad para filtrar”, señala el comisario de la exposición, Ulrich Schenk. La solución más simple es la de aprender a seleccionar con severidad la información que recibimos y la que decidimos transmitir a otras personas”.  

Comunicar y compartir ... pero ¿a qué costo?


En el Museo de la Comunicación, sin embargo, el visitante no solamente es considerado como una víctima, sino también como un potencial pelmazo. ¿Quién no ha hablado por teléfono sin preocuparse por los vecinos durante un viaje en tren? ¿O bombardeado a sus amigos en Facebook con anécdotas irrelevantes sobre su vida privada?

Comportamientos bastante comunes sobre los que el Museo de la Comunicación invita a reflexionar. “No podemos negar que hay una diferencia entre la generación de jóvenes que han crecido con las nuevas tecnologías y los adultos nacidos antes de 1980”, reconoció Ulrich Schenk.

Con esta exposición no se intenta culpar a  los videojuegos o las redes sociales, sino lograr que el público esté atento a comportamientos aparentemente normales pero que, si son excesivos, pueden ser perjudiciales para uno mismo y para los demás”.

El visitante sale de la clínica con un medicamento muy particular en el bolsillo, el Comucaïne, en presentación de algunos buenos consejos: “Mire pasar las nubes y apague su ordenador portátil, al menos por un día”. No se necesita mucho para desintoxicarse del exceso de comunicación.


Stefania Summermatter, swissinfo.ch
Traducción, Marcela Águila Rubín

jueves, 22 de diciembre de 2011

Feliz Navidad. Video con lenguaje de signos



Estamos en días de compartir y no pude resistir la idea de traer a esta Aldea el regalo que dos queridas amigas y excelentes maestras de lengua y música han regalado a sus visitantes. Debido a cuestiones técnicas que van más allá de mi escaso conocimiento, el video aquí se ve cortado, por lo que invito a los visitantes a verlo en los blogs de Carlota Bloom (En ocasiones... leo libros) y Lola MU (AB Música y más), en donde se aprecia en todo su esplendor y, de paso, si desean, les dejan un mensaje.

Carlota invita así a ver el video: "No os perdáis la preciosa y original felicitación de los alumnos del IES Pío Baroja de Interpretación de lengua de signos."

En tanto que Lola MU nos dice: "Con este vídeo elaborado por los compañeros del IES Pío Baroja, os deseo a todos una feliz Navidad".

¡Feliz Navidad!
 

lunes, 19 de diciembre de 2011

Felicitación de María García Esperón




Es Nocehebuena y en cada estrella
una esperanza quiero encender.

Tengo ilusiones tan verdaderas
que en lo imposible puedo creer.

Es Nochebuena, llena de astros,
de aromas verdes, pan y miel.

De lejos llegan magia y deseos
Norte y Oriente, Luz y Belén.

Tiempo fragante recién cortado
promesas puras de amor y ser.

Es Nochebuena y es para siempre
esta esperanza que quiero ser...

sábado, 17 de diciembre de 2011

Feliz Navidad 2011



Para desear una feliz Navidad a los amigos de esta humilde Aldea elegí la belleza y el colorido de las nochebuenas.

Aun el más humilde mercado mexicano y de muchas partes del mundo se viste de fiesta con este hermoso regalo de México al mundo: las nochebuenas, que esperan pacientemente ser adoptadas para alegrar los hogares en esta temporada de fiestas y, con un poco más de cuidado, durante todo el año.

Esta preciosa flor anual, que en náhuatl es conocida como Cuetlaxóchitl, es un pequeño gran milagro de vida, obra de la naturaleza y del trabajo amoroso y cuidadoso de miles de floricultores.

Me gusta ver a las nochebuenas como mensajeras de amor y amistad. Ojalá todos abramos los ojos, los oídos y el corazón y seamos capaces de escuchar lo que nos dicen, dialoguemos respetuosamente con nuestro entorno y con el otro y le demos una oportunidad a la paz. 

¡Feliz Navidad!


viernes, 16 de diciembre de 2011

Mensaje del poeta Carlos Marianidis para el 2012

 2012
“-¡Es el final del mundo!”... Lo he escuchado
decir miles de veces, sin medida.
A cada cielo gris, la fe vencida,
A cada eclipse, un fin anticipado.
Yo sé que un día todo habrá acabado;
que la mayor conquista conseguida
terminará cual trébol que se olvida
junto al poema aquel que se ha guardado.
Pero si fuera hoy el día anunciado,
aun con mi camino terminado
daré la última flor, la más querida,
la que bajo mis ramas, escondida,
perfume al menos la pequeña vida
de un zorzal que se escuche en cualquier lado.

 
Carlos Marianidis

jueves, 15 de diciembre de 2011

Verano. Antología de cuento breve. Serial Estaciones

Verano. Antología de cuento breve, serial Estaciones
BENMA Grupo Editorial
México, 2011

Ayer se presentó el segundo título del serial Estaciones, Verano, editado por las hermanas Elena, Lupita y Susana Arroyo o lo que es lo mismo BENMA Grupo Editorial.

Esta antología de cuento breve ha reunido a 41 autores que han tejido historias de veranos que saben a mar, a deseo, a nostalgia, a amor pero también a dolor, muerte y redención.

Como es costumbre de este nuevo grupo editorial que ya cuenta con gran aceptación tanto de autores como de libreros, las editoras estaban felices por presentar su segunda antología y por contar con celebridades entre sus autores e invitados, entre ellos mi querida amiga Mónica Pavón, el señor Carlos Bracho y el escritor Ciprián Cabrera Jasso, recientemente electo miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Las presentadoras en esta ocasión fueron las maestras Maricarmen Villasana y Dina Padilla, ambas académicas y artistas, quienes hicieron un recorrido por la obra, ofreciendo la lectura de fragmentos que ilustraban la calidad narrativa y el manejo de la palabra poética de varios autores. La música estuvo a cargo del joven cantante Daniel Soto. Durante las dos horas que duró el evento una docena de autores leyeron sus relatos, historias que evocaron en los asistentes emociones y sensaciones diversas que lo mismo se desarrollaban en escenarios idílicos con el mar bajo los rayos del sol y con la sal impregnando la piel; cotidianos, como la Alameda Central de la ciudad de México, el verano eterno de Montecristo; la terrible soledad a la salida de una maquiladora en Ciudad Juárez...

Dicen las editoras en el prólogo:


El Serial Estaciones se viste de gala con este singular Verano. En sus páginas transcurren personajes reales e imaginarios; reales, pues la realidad individual de cada autor propone su propia visión del mundo en cada cuento y en él se ha volcado en un profundo proceso de creación y se ha encontrado con una suerte de fe mística que lo ha empujado a una íntima verdad. Los imaginarios van desde el propio pensamiento, la configuración de seres cuya vida les ha sido dada por la pluma de su creador y en forma de prosopopeya se ha hecho hablar, pensar y sentir a flores, hadas, agua y en suma objetos originalmente inanimados o no humanizados que discurren, sufren, gozan y piensan.

Comparto con los lectores de esta Aldea el siguiente fragmento de "Un asunto de verano", de Guillermina Monroy, quien se presenta con las siguientes palabras: "De poeta, música y loca tuve una buena parte de mi vida, ahora soy una pequeña maestra en una escuela rural. Escribo y hago música solo en casos de emergencia. Pero me gustaría hacerlo más seguido. Esa soy yo y nada más". Estas palabras revelan la grandeza de Guillermina, quien, cabe mencionar, es una virtuosa del clavecín.


Estoy sola dentro de esta ciudad tan grande. No quiero estar aquí, quiero escapar, como el poeta que yace en el cuarto sombrío del hospital cárcel. Pienso en él. Cómo fue cayendo en el precipicio de la locura. Hasta engullir la carne que él mismo destrozó. Pienso en mí, en mi poesía trunca. Este varano me arde, me desconsuela. Quiero desgarrarme en un grito y escribir, escribir, escribir.

Mi contribución a esta antología es con el relato "Catarsis".

Felicidades a todos los autores y a las editoras. Ya vamos a la mitad de este serial Estaciones, las hojas del otoño y el frío del invierno aguardan para convertirse en historias.


jueves, 8 de diciembre de 2011

Muggie Maggie, de Beverly Cleary

Muggie Maggie, de Beverly Cleary,
España, Noguer, 2010

Este libro me llegó hace varias semanas en un sobre repleto de encantadores regalos desde La Coruña, enviado por Lucía y su adorable hija, queridas amigas desde los primeros días de esta Aldea. Lo leí a los pocos días de recibirlo, pero como se trataba de un regalo navideño decidí que lo compartiría con otros aldeanos en estos días.

Antes de ir a la reseña del libro déjenme comentarles que entre los regalos venía una muñequita tejida, vestida de azul, con un sombrerito rosa muy coqueto. Lucía me comenta en una carta que al ver a la muñequita en el escaparate de una mercería pensó en mí, lo cual sinceramente me halaga muchísimo.  No es una muñeca cualquiera, es tejida, a mano, por la señora Maruja, quien vive en León, tiene más de 80 años y "no sabe estarse quieta". Agrega en su carta que las merceras, familiares de doña Maruja, se encargan de vender sus creaciones, con el fin de ayudarla, sabiendo que la exigua pensión que recibe no alcanza para cubrir los gastos cotidianos.
Ahora que la Navidad está cercana y deseamos hacer algún obsequio creo que es buena idea acercarnos a esas mercerías y tiendas de manualidades que todavía existen cerca de nuestras casas y echar un ojo a ver si hay alguna muñequita u otro objeto hecho con las manos y el cariño de mujeres como doña Maruja que harán muy felices a quienes los reciban (a mí me acompaña mientras escribo y leo) y ayudarán a capotear la crisis de sus diligentes creadoras.

Ahora sí al libro, que como verán también fue seleccionado cuidadosamente para el disfrute de esta aldeana.

Muggie Maggie, de la escritora estadounidense Beverly Cleary (Oregon, 1916)

Este libro está "Dedicado a una niña de primer curso que se preguntaba por qué nadie escribió nunca un libro para ayudar a los niños de primero a aprender caligrafía de letra ligada".

Escrito en 1990, cuando la autora tenía 75 años, este libro infantil aborda un tema que seguramente le inquietaba al imaginar que el arribo de las computadoras personales a los hogares anunciaba el fin de una era, la de la escritura ligada, que algunos llaman manuscrita, aunque esta denominación es imprecisa debido a que la letra de molde o de imprenta, escrita a mano, también es manuscrita.

La protagonista de esta historia es Maggie Schultz, una pequeña que cursa el primer grado, en el que aprenderá algo nuevo sobre las letras, que éstas pueden escribirse enlazadas, para formar palabras cuyas posibilidades resultan infinitas, bueno, todos sabemos que ligadas o con una pequeña separación las palabras cumplen su promesa de expresar pensamientos, sentimientos, sueños y todo lo que venga a la mente.

Todo comienza el primer día del primer curso en el que las cosas no marchan como la pequeña hubiese deseado, por principio no comparte pupitre con su mejor amiga, el compañero de enfrente se ha pasado todo el día empujando la mesa contra la barriga de Maggie y para colmo su maestra, la señorita Leeper, les ha prometido que ese año serían muy felices, promesa que Maggie no se creía, sobre todo porque tendría que aprender a escribir con letra ligada.

Los padres de Maggie la adoran, como todos los padres deberían adorar a sus hijos, pero no solapan sus berrinches ni rebeldías. Cuando la niña dice que escribir con letra ligada es una estupidez si puede hacerlo con letra de imprenta o con el ordenador, sus padres, entre razonables y autoritarios, le advierten que lo hará, pues para eso va a la escuela.

A lo largo del libro surgen reflexiones sencillas en contra y a favor, como que los libros no están escritos con letra ligada y que para firmar se hace con este tipo de letra, a menos que se opte por un garabato.
Ante la negativa de Maggie de aprender la señorita Leeper idea una estrategia en la que están presentes valores como el respeto a las personas y al medio ambiente, la comunicación y la convicción de que la letra ligada refleja rasgos de la personalidad que no deberían despreciarse en nombre de la modernidad y lo práctico.

La lectura de Muggie Maggie puede tener efecto nostálgico entre quienes desde el principio aprendimos a escribir y leer letra ligada, llenamos interminables hojas de ejercicios de caligrafía y escribimos más rápido con este tipo de letra que con la de molde. 

La letra ligada frente a la letra "normal"

Al leer este libro recordé mi primer tache, un enorme tache rojo que las señorita Elsa trazó y que abarcaba toda la hoja de mi cuaderno, cuando hice la plana correspondiente de la letra E y la tracé como como un enorme 3. Todavía recuerdo la vergüenza que sentí por haber equivocado la dirección del trazo, pero en ese momento aprendí la importancia de la orientación de cada letra y de que en español leemos y escribimos de izquierda a derecha y de arriba abajo.

Si esto le ocurriera a un niño en nuestros días, una de dos, o se hace un gran escándalo ante la posibilidad de que el alumno sea disléxico o no se le da ninguna importancia, pues en primer lugar ya no se enseñan las letras sueltas, no tiene sentido hacerlo así, además, en publicidad se juega con las letras para obtener la atención de la gente y eso no reflejaría más que los niños aprenden lo que ven en todos lados.

En México, cuando mis hijos cursaron la primaria, en las clases de español escribían con letra ligada y todo lo demás con letra de molde. Ahora se ha abandonado esta práctica, al grado de que algunos chicos de primaria de escuelas públicas, cuando les voy a dedicar un libro, me piden que escriba con letra normal.

Muggie Maggie, de Beverly Cleary, un libro infantil destinado a los más pequeños ofrece una historia sencilla en la que a partir de que la protagonista decide llevar la contraria nada más porque sí conduce a un largo camino en el que la curiosidad ante mensajes ininteligibles, sentirse relegada del grupo y aun cuestionada por la falta de compromiso con lo que se hace juegan un papel importante para que la protagonista cambie su actitud.

Letra ligada, libro impreso y comunicación epistolar

En estos momentos en que al parecer ya no se discute la pertinencia de que sobreviva la letra ligada; se ha aceptado el abandono de la comunicación epistolar tradicional, con uso del correo postal, frente a la inmediatez de los mensajes, a veces sin texto, por celular, computadora y otros dispositivos y cuando mucho se siguen levantando voces para defender al libro impreso, amenazado por el electrónico.

Este libro impreso enviado por Lucía y Noa me demuestran que la letra ligada, la grata sorpresa de recibir un sobre desde España y leer sus cálidas palabras para desearme una feliz Navidad y un mejor año son tan vigentes y necesarios como la amistad.

Gracias, queridas amigas.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Suite101.net. Dos años y medio de publicar contenidos de calidad se quedó sin equipo editorial



Equipo suite101.net (hasta la fecha sigue apareciendo así en la página)


El Equipo de Suite101.net

Aquí podréis encontrarnos a todos nosotros, los que estamos del otro lado de este gran proyecto que tanto nos ilusiona y que a veces nos hace llevar una vida un tanto frenética. Cada miembro del equipo editorial se esfuerza cada día por dar lo mejor de sí mismo, desde su experiencia y criterio profesional, esperando la respuesta y feedback de quienes constituís el verdadero motor de Suite101: vosotros, los colaboradores. Creemos que si hay algo que tenemos todos en común, nosotros y vosotros, es nuestra pasión por lo que hacemos y nuestra debilidad por escribir y publicar. Una motivación vital que se alimenta cada día del impulso recibido por la pieza más importante de todo este engranaje: el interés y la satisfacción de nuestros lectores.

En la entrada publicada el 24 de abril titulada "Sobre la vida virtual que inició como bloguera" platicaba la emocionante experiencia de haber sido invitada a participar como redactora jefe (RJ) en suite101.net. Ahora, a catorce meses de haber llegado a Suite y a ocho de participar como RJ en esta página, comparto con ustedes la siguiente noticia: el 23 de noviembre el equipo editorial fue despedido, es decir, la directora, Eva Fontiveros, los ocho redactores jefe, el enorme grupo de colaboradores que actuaban como Expertos Plus y la Secretaria de Redacción. Esto no quiere decir, por lo menos por lo que ha declarado Peter Berger, presidente y CEO de Suite, que esta página en español, al igual que la alemana y la francesa, vaya a desaparecer.


La decisión tiene que ver con la marcha del negocio, afectada por el famoso Panda de Google, la caída del tráfico de la página madre, Suite101.com y, por supuesto, los intereses de los inversionistas. Si se quiere abundar en este asunto, recomiendo leer el artículo de Miguel Ángel Mesa Báñez: "Suite101.net podría convertirse en una 'granja de contenidos'".



¿Qué va a suceder con suite101.net?



La reacción ante el anuncio de la desaparición del equipo editorial entre los colaboradores ha sido de lo más variada. Ha habido quienes desde el principio manifestaron en los foros de colaboradores que ya no deseaban continuar publicando en el sitio, previendo la falta de calidad al no existir un equipo editorial y por las declaraciones del señor Berger, quien no ha mostrado interés en cuidar la calidad de las páginas en español, alemán y francés.


Hay quienes sienten que ahora sí podrán publicar con toda la libertad sin sentirse presionados por las normas editoriales, elaboradas para este sitio en línea específico, entre las que se encuentra un cierto manejo de SEO (Search Engine Optimization) o lo que es lo mismo Optimizador de Motores de Búsqueda, por medio del uso inteligente y prudente de palabras clave en el título, entradilla, ladillos (intertítulos), cuerpo del texto y fotografía del artículo, todo esto con la finalidad de que los artículos aparezcan en las primeras posiciones de los buscadores (Google, Yahoo, Bing). 



Por supuesto que también muchos colaboradores han decidido mantenerse activos y asumen la responsabilidad de seguir publicando contenidos de calidad respetando las normas editoriales de Suite.


La edición de artículos: más allá de corregir gazapos, puntuación y faltas de ortografía


La edición en Suite ha sido un trabajo en el cual se cuidaba tanto el contenido como la forma. Revisábamos aspectos relacionados con la optimización y la redacción. Era muy importante que los colaboradores escribieran bien, desde el punto de vista gramatical de nuestro idioma, tomando en cuenta los lineamientos de la escritura en línea y teniendo presente que el sitio es informativo y no de opinión, por lo que se debe escribir en tercera persona, sin caer en la tentación de expresar opiniones puras y duras, sin argumentar, por más que el tema abordado sugiriera el uso de calificativos o la posibilidad de hacer proselitismo. La edición también consideraba que la plataforma no se usara para calumniar o plagiar contenidos de otros sitios (no se imaginan, amigos de la Aldea, cuántos artículos descubrimos que eran producto de plagio de blogs, boletines de prensa e incluso páginas oficiales de instituciones internacionales). De manera que un aspecto muy importante que tuvimos que cuidar los Expertos Plus y los Redactores Jefe era que la información publicada fuera veraz y contrastada, sobre todo cuando se trataba de política, ciencia y salud.


Otra de las tareas era dar la bienvenida a los nuevos colaboradores, quienes enviaban un texto de prueba y debían transformarlo en un artículo periodístico. En ocasiones recibíamos textos muy bien escritos a los que solamente se les debía hacer algunos ajustes, sobre todo con los enlaces y los ladillos y ya quedaban listos para su publicación. En otras se recibían relatos más propios de un blog que de un artículo informativo. Con este tipo de textos debíamos trabajar muy de cerca con el colaborador, revisando varias veces el texto, lo cual a veces llegó a ser muy frustrante porque había colaboradores que o no entendían las normas editoriales o se negaban a cambiar una coma a su artículo.


Una cuestión que quizá no se entiende de la actividad de los editores es que al final, nuestro trabajo se mantiene anónimo. El crédito por un artículo, bueno o malo, se lo lleva el autor, al lector no le importa si lo editó Fulano o Sutana, si alguna vez el RJ lo puso offline por no cumplir con los parámetros de calidad del sitio, lo que le interesa es lo que ofrece el artículo, que esté bien escrito y responda a sus intereses. Si tecleó en el buscador: “quién es el candidato de la izquierda mexicana para las elecciones del 2012”, no espera especulaciones, desea tener certeza de quién se trata. Tal vez, si un colaborador hace su tarea, su artículo de Suite aparezca en la primera página de los buscadores, atraiga miles de visitantes y múltiples clics en la publicidad, que repercutirán en ganancias.



Tareas gratísimas eran nombrar colaboradores expertos y seleccionar artículos como los favoritos de la redacción, así como establecer comunicación con los colaboradores y platicar, vía correo electrónico en mi caso (no tenía Facebook), sobre el clima, la familia o los acontecimientos actuales. Tener la certeza de que detrás de la mayoría de los artículos había horas de investigación y redacción, que en el momento en que estaba revisando los artículos había decenas de personas frente a su computadora escribiendo, en diferentes partes del mundo (Camboya, diferentes países europeos y latinoamericanos), para publicar en Suite, es algo que se logró gracias al trabajo profesional de muchas personas, encabezadas por Eva Fontiveros.


Desde el tsunami hasta las elecciones en Michoacán y España


En estos ocho meses, por cierto, los colaboradores de Suite me mantuvieron bien informada sobre los más diversos hechos, desde el terremoto y el tsunami de Japón y toda la tragedia nuclear de Fukushima hasta las recientes elecciones en Michoacán y España.

El Movimiento 15M y los planteamientos de los indignados de diferentes partes del mundo, desde diversas perspectivas y escenarios, los viví muy de cerca; lo mismo que la Primavera Árabe y la esperanza (prendida de alfileres) de cambios democráticos; la muerte de Bin Laden y la de Muamar Gadafi son un hecho, aunque el mundo no sea mejor sin ellos; durante varios días acaparó la atención el arresto de Dominique Strauss-Kahn y la elección de la nueva directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien le ganó a Agustín Carstens el cargo.


Las elecciones en Perú revivieron el fujimorismo, generaron mucha información, de la cual quiero destacar las declaraciones de Mario Vargas Llosa en el sentido de que votar por Ollanta Humala o por Keiko Fujimori equivalía a "elegir entre cáncer y sida". Las de Argentina no sorprendieron a nadie, el resultado fue abrumador. Estuvieron presentes hechos como el 50 aniversario de Amnistía Internacional y el doloroso tema de la violación de los derechos humanos, los anuncios de ETA de dejar las armas y la masacre en Oslo y la isla Utoya; la concesión a mineras canadienses para la explotación de yacimientos en terrenos sagrados de Wirikuta, tierra de los wixaritari (huicholes). El presente y futuro de los medios de comunicación impresos y en línea también es tema de gran interés para los colaboradores y los lectores. En cuanto a educación y formación, los temas fueron variados y sin duda importantes, entre ellos las críticas a los cambios curriculares, a los pobres resultados, según la OCDE y las faltas de apoyo a la educación pública de México, España, Chile y muchos países más. Pero también son noticia los múltiples proyectos que surgen para impulsar las artes y la cultura en general.


Disculpen que este listado no vaya en orden cronológico, pero me vienen a la mente los artículos revisados, los colaboradores que los escribieron y les han dado seguimiento y no me queda más que expresar ¡qué año! Y lo peor es que el próximo no será mejor.


El incierto futuro de suite101.net


Anímicamente esta despedida ha sido muy dura, sobre todo porque está en juego un proyecto exitoso y rentable que con gran ilusión y buenas decisiones emprendió Eva Fontiveros, apoyada por un grupo magnífico, entre quienes estaban Manuel Seijas, quien fue Community Manager (además tiene una voz encantadora); Valentín Vivier, responsable de Marketing, la diligente y hermosa Paola García, Secretaria de Redacción, los redactores jefe: Veronique de Miguel, Carlos Cummings, Julio Muñoz, Enrique Aguado, Pablo López Herrero y Mayra Cabrera, además de una pléyade de periodistas entusiastas, inteligentes y comprometidos.


La página seguirá, es cierto, pero su calidad de única en su tipo en español dependerá de la honestidad y el buen hacer de los cientos (o miles) de colaboradores que continúen publicando y se sumen a la plantilla de suiteros.
 
Grupo de redactores jefe de suite101.net. En mayo ya contaba con otra RJ mexicana (Mayra Cabrera), ignoro por qué Enrique Aguado no aparece aquí pero él estuvo 
en Suite hasta el final del equipo editorial.


Por cierto, el 24 de noviembre esta Aldea cumplió dos años, pero debido al impacto que tuvo la noticia de la desaparición del equipo editorial de Suite "se me cayeron las alas" y no tuve ánimo de festejar.

Crónica de la presentación de "Besos de Limón", Escrita por las Hermanas Arroyo


 Queridos amigos,

La semana pasada se presentó la novela Besos de limón del autor Ángel Hernández Barrera, en el Salón Vitrales de la Casa del Tiempo de la UAM.
Por este conducto deseamos agradecer la confianza que Ángel depositó en Grupo Editorial BENMA y en nosotras, las hermanas Arroyo Hidalgo.
Quisiera reseñar la presentación al tiempo de agradecer infinitamente a varias personas, amigos y familiares, que hicieron posible el desarrollo y el lucimiento de la celebración de Besos de limón. Tuvimos la fortuna de contar con un público agradable, culto y respetuoso. Recibimos y agradecemos el apoyo incondicional y profesional de nuestras presentadoras:
 La Lic. Gabby Coppola de Peraza, mujer elegante, hermosa, con una personalidad fuerte y a la vez cálida y amable, en un tono cuidado y académico llevó a cabo una breve y afortunada presentación. Agradecemos a Gabby y a Gorka, su hijo, un joven altamente interesado y paciente, que nos acompañaran en este momento importante en la vida de BENMA.
En su presentación al inicio mencionó muchas situaciones interesantes del libro, lo mismo que al final, entre estos comentarios puso de ejemplo el uso que hacen sus hijos del internet y que al tener muchas ventanas se parecían al libro, el cual tiene muchos personajes y deja siempre abierta alguna ventana. El ejemplo fue atinado y sorprendente, al final estuvo estupenda, cerró con comentarios muy bien logrados. Gracias, Gabby y muchas gracias a toda la familia Peraza Coppola por su siempre infinito e invaluable apoyo.
La Lic. María Eugenia Mendoza Arrubarrena, Maru, nuestra gran amiga: siempre sonriente y carismática, afianzada académica que hace gala del buen decir y el fino hablar. Explicó, con gran detalle, datos sobre las tribus que se mencionan en el libro y citaba algunos párrafos directamente de la novela Besos de limón. Expuso además lo que los gobiernos les hacen a las tribus, su cierre fue vibrante y certero. Sus palabras sinceras hacia nosotras como editoras, halagadoras e inmerecidas, las atesoramos. Muchas gracias, querida amiga.
La Lic. Mónica Pavón, nuestra brillante moderadora, preciosa, fresca, espontánea, estuvo realmente imponente. Toda la sala, el auditorio en general estábamos maravillados, siguió el programa, a veces improvisaba y como conoce a Maru, habló bastante de su trayectoria. En algún momento tomó el micrófono y se fue a la sala a invitar a las personas para que le hicieran preguntas al autor. Muy preocupada también de que todo saliera bien; estuvo hablando un rato antes con Ángel H. Barrera, a quien entrevistó sobre temas personales, así manejó dignamente la intervención del autor. También lo hizo con la Srta. Olivia Ábrego, nuestra artista invitada, revisando el programa de música etc. En fin, es una persona muy capaz, nos asombró a todos pues sabe muy bien cómo manejar al público. Felicidades, querida Mónica y muchas gracias por estar siempre cerca de nosotras.
La maestra Olivia Ábrego, violinista, es una joven dulce y muy agradable, invitó a un compañero concertista de guitarra. Agradecemos el haber puesto el toque musical y relajado, su música fue un remanso para todos.
El Sr. Barrera siempre atento, contestó con aplomo, sudando a veces, nervioso, sobre todo teniendo al lado mujeres tan hermosas. Contestó sincero y con cuidado las preguntas que con sensualidad y gracia le hacía Mónica, lo cual puso en aprietos a nuestro autor, contestaba un poco tembloroso a veces, pero finalmente debatió sobre todos los puntos, políticos, sociales, humanos que aborda en su novela Besos de limón.
Queremos agradecer además el apoyo de la Sra. Ángeles Ríos, nuestra querida prima. Es y ha sido un ángel para nosotras, tanto en la presentación de Besos como en nuestras vidas.  Por supuesto agradecemos a Enrique Ramírez, Alberto Saldaña y Enrique Ramírez Jr., así como a Gilberto Cruz quien siempre nos apoya.
Como dato curioso queremos comentar que hubo un apagón general de toda la colonia, tuvimos que ir a comprar velas y en el momento justo de empezar ya había luz, esto hizo que diéramos inicio a la presentación con algo de temor pero por fortuna todo brilló de nuevo en la soberana Casa del Tiempo.
Recibimos y apreciamos con humildad las extensivas felicitaciones que nos hicieron. Ángel Hernández Barrera nos agradeció ampliamente el apoyo que le dimos y prometió continuar publicando con BENMA.
Es todo por ahora. Nos vemos en Verano, la Antología de Cuento Breve del Serial Estaciones, que presentaremos el próximo 14 de diciembre en el mismo lugar, a las 18:00 horas.
 Hasta entonces,

Elena, Guadalupe y Susana Arroyo
Guadalupe y Elena Arroyo, con Olivia Ábrego
Mónica Pavón, yo, Ángel Hernández Barrera y Gabriela Coppola
(Foto de Enrique Ramírez Arroyo)

lunes, 21 de noviembre de 2011

Presentación del libro "Besos de Limón", de Ángel Hernández Barrera

Estoy muy feliz por haber sido invitada, con las bellas actrices Gabriela Coppola de Peraza y Mónica Pavón, a presentar el libro Besos de Limón, de Ángel Fernández Barrera, editado por BENMA Grupo Editorial, de las hermanas Elena, Guadalupe y Susana Arroyo.

Se trata de la primera novela del autor y de BENMA Grupo Editorial. Sin duda, un sueño hecho realidad para el escritor y las editoras.

Tras tan sugerente título hay una historia de amor, memoria, lealtad, pero también poder, ambición y corrupción.

El párrafo final del prólogo que nos ofrecen las editoras dice:
Besos de limón no se encuentra dentro de los esquemas de una novela romántica ni tampoco de lugares comunes. Besos de limón es un grito, un clamor a la humanidad por lograr el ideal de un mundo distinto en el que los héroes sí existen y se proclaman auténticos, libres, congruentes con su ser social y además llenos de amor.
Siguiendo el hilo, debemos agregar que ésta no es una novela histórica pero remite necesariamente a la historia de nuestro país, marcada por su enorme riqueza minera, codiciada por los conquistadores, explotada y saqueada desde la colonia hasta nuestros días, en que empresas transnacionales, gozando de las concesiones otorgadas por el gobierno, extraen los tesoros nacionales sin importar acabar con territorios sagrados, ocupados por grupos indígenas, como está ocurriendo en Wirikuta, sitio sagrado del pueblo Wixárika (huichol).

En el caso de la novela el pueblo afectado es el de los pimas, en el norte del país, en donde el protagonista, el ingeniero Gabriel Fernández, encuentra oro en minas de su propiedad. En un ambiente de confianza/desconfianza don Gabriel elabora un plan para extraer el oro, sacarlo del país y crear una fundación en Estados Unidos para beneficio de los habitantes del sitio.

Besos de Limón tampoco es una novela política pero en ella entran en juego prácticas comunes en los círculos políticos. En fin, es una obra que tiene de todo: aventura, seducción, lealtad a toda costa, traición y actos deleznables en los que están involucrados narcotraficantes, víctimas de trata de personas y funcionarios corruptos.

La cita es el viernes 25 de noviembre, a las 18:30 horas, en la hermosísima Casa del Tiempo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en Pedro Antonio de los Santos y Tornel, colonia San Miguel Chapultepec. El toque musical estará a cargo de la maestra Olivia Ábrego, al violín.


martes, 15 de noviembre de 2011

Encuentro Internacional de Cultura Lectora. Leer abre espacios para el diálogo


El 14 de noviembre, durante el primer día del Encuentro Internacional de Cultura Lectora, que se desarrolla en el marco de la 31a. Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, en el Teatro de las Artes, del Cenart se llevó a cabo la ceremonia de entrega del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños, que organizan la Fundación de las Letras Mexicanas y el Fondo de Cultura Económica.


La mesa de funcionarios de la Feria, de la Fundación, de Conaculta y del FCE

Mientras los funcionarios leían las notas de sus discursos pensé en Enrique Vila-Matas, quien escribió:
Nada menos agresivo que un hombre que baja la vista para leer un libro que tiene en sus manos. Habría que partir a la búsqueda de ese recogimiento universal. Se me dirá que se trata de una utopía, pero sólo en el futuro todo es posible. (El viento ligero en Parma).
Con esa idea tomé estas fotos:
Consuelo Sáizar Guerrero, Presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta)

Laura Emilia Pacheco, Directora de Publicaciones del Conaculta

Miguel Limón Rojas, Presidente de la Fundación de las Letras Mexicanas (FLM)

Javier Mardel, ganador del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños
 
 Rob Riemen (Holanda) "La lectura como medio para crear la nobleza de espíritu"

Olivia Jarvio, de la Universidad Veracruzana "Programa Universitario de Formación de Lectores"
 
Laura Lecuona, editora de literatura infanitil y juevenil de Ediciones SM

Luis Daniel González (España) "Los álbumes ilustrados: un género en la fuente de las emociones"

Leer lo escrito por uno o por otros, en voz alta o en silencio, sin duda ofrece oportunidades para el diálogo.
 

viernes, 11 de noviembre de 2011

Séptimo Encuentro Nacional de la Estrategia de Asesoría y Acompañamiento



Dentro del intenso programa de actividades desarrolladas en el Séptimo Encuentro Nacional de la Estrategia de Asesoría y Acompañamiento, organizado por el Programa Nacional de Lectura, de la Secretaría de Educación Pública, tuve la fortuna de ser invitada como autora de Peligro en la Aldea de las Letras, uno de los títulos que conforman la colección de Libros del Rincón, para platicar con 32 maestros de las Coordinaciones Estatales (uno por cada entidad federativa). La sesión fue este jueves 10 de noviembre, de cuatro a seis de la tarde.

A estas alturas del Encuentro, inaugurado el día 8, los Coordinadores Estatales y los maestros invitados ya habían presentado la mayor parte de las "estrategias y acciones de vinculación pedagógica para el aprovechamiento curricular de los acervos de la biblioteca escolar y de aula" y habían platicado con autores de la colección de Libros del Rincón, destinados a los tres niveles de educación básica, de manera que en el tercer y penúltimo día de sesiones, quienes habían compartido mesas de diálogo ya se conocían.

El objetivo del encuentro con los autores es que éstos platiquen sobre la estructura temática de los textos e intercambien propuestas sobre el uso y aprovechamiento de los títulos en la biblioteca escolar y de aula.

Para mí esta experiencia fue un maravilloso y afortunado encuentro, ojalá también para los asistentes. Entre quienes estábamos en el salón solamente Lupita Cárdenas, de Mazatlán, Sinaloa, extraordinaria maestra, promotora de lectura, bibliotecaria, conductora de un programa de radio y buena amiga (a quien conocía virtualmente, gracias al grupo de Babarianos) y Nayeli, quien trabaja en el PNL e hizo el favor de coordinar la sesión, conocían el libro.

La presentación de Peligro en la Aldea de las Letras me emocionó como no tienen idea, para mí fue un enorme reto estar frente a un grupo de profesionales de la educación, apasionados promotores de la lectura y la escritura, que desarrollan sus actividades por medio de propuestas creativas y, probablemente en algunas ocasiones nadando contra la corriente, cuando no cuentan con los recursos y apoyos indispensables para llevar a buen puerto sus proyectos.

En fin, espero que de este primer encuentro con La Aldea de las Letras surjan acercamientos virtuales y reales para seguir apoyando uno de los objetivos más ambiciosos del Programa Nacional de Lectura que es: "Garantizar las condiciones de uso y producción cotidiana de materiales escritos en el marco de proyectos de enseñanza y aprendizaje para hacer posible la formación de lectores y escritores autónomos". Ojalá Peligro en la Aldea de las Letras sea un material que apoye a los maestros e interese a los estudiantes para lograr buenos lectores y escritores, que reflejen en el conocimiento y práctica cotidiana de su idioma su compromiso con lo que hacen.

Tania Sánchez Vázquez, gracias por la invitación, te suplico hagas extensivo mi agradecimiento a quienes trabajan en el Programa Nacional de Lectura por hacer posible estos afortunados encuentros.

A Froylán, de Baja Californa Sur, le dediqué uno de los ocho ejemplares de Peligro en la Aldea de las Letras que tuve el gusto de obsequiar a algunos de los participantes.