viernes, 5 de noviembre de 2010

Che y Elle suprimidas del alfabeto español

Ilustración del  capítulo "Todo por una cadena", elaborada
por Alberto Caudillo
Por María Eugenia Mendoza Arrubarrena

Hace un momento entré a Twitter y me encontré con una nota que ha consternado a las habitantes de esta Aldea de las Letras, sobre todo a las habitantes de las casas número 4 (Che) y 14 (Elle), es decir a las maestras responsables de la creación de las letras con que escribimos ni más ni menos que palabras tan sabrosas y nutritivas como chocolate y chochito o con tanta sudamericana identidad como che; tan apreciadas en los campos como lluvia y tan expresiva, aunque también acuosa, como llanto.

La nota a la que hago referencia: "La "i griega" se llamará "ye". La nueva Ortografía de la Real Academia Española fija la denominación de algunas letras, cambia "quorum" por "cuórum" y elimina las tildes de "solo", "guion" y "o" entre número" fue publicada por el diario El País, en la que se da cuenta del destino de estas letras.
La i griega será ye, la b será be (y no be alta o be larga); la ch y la ll dejan de ser letras del alfabeto; se elimina la tilde en solo y los demostrativos (este, esta...) y en la o entre números (5 o 6) y quorum será cuórum, mientras que Qatar será Catar.

La nueva edición de la Ortografía de la Real Academia Española, que se publicará antes de Navidad, trata de ser, como dice su coordinador, Salvador Gutiérrez Ordóñez, "razonada y exhaustiva pero simple y legible". Y sobre todo "coherente" con los usos de los hablantes y las reglas gramaticales. Por eso el académico insiste en que plantea innovaciones y actualizaciones respecto a la anterior edición, de 1999, pero no es, "en absoluto" revolucionaria. Gutiérrez Ordóñez se resiste incluso a usar la palabra "reforma".
[...]
Ch y ll ya no son letras del alfabeto. Desde el siglo XIX, las combinaciones de letras ch y ll eran consideradas letras del alfabeto, pero ya en la Ortografía de 1999 pasaron a considerarse dígrafos, es decir, "signos ortográficos de dos letras". Sin embargo, tanto ch como ll permanecieron en la tabla del alfabeto. La nueva edición los suprime "formalmente". Así, pues, las letras del abecedario pasan a ser 27.
Cuando trabajaba en el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos sostuve una discusión con una editora y amiga mía, la maestra Águeda Saavedra, acerca del número de letras del abecedario español, asunto muy importante puesto que en la Coordinación Editorial se producen materiales educativos para alfabetizar y para educación básica (primaria, secundaria y propedéuticos para bachillerato, así como textos en lenguas indígenas). Mientras ella no consideraba letras a la che y la elle, para mí tenían ese carácter. Con el fin de llegar a una conclusión recurrimos al servicio de consultas de Español al Día. A continuación presento la respuesta obtenida:
Sent: Tuesday, June 14, 2005 6:06 AM
Subject: consulta RAE (abecedario)

Como las demás lenguas románicas, el español se sirvió básicamente desde sus orígenes de la serie alfabética latina, que fue adaptada y completada a lo largo de los siglos. Así, el abecedario español está hoy formado por las veintinueve letras siguientes: a, b, c, ch, d, e, f, g, h, i, j, k, l, ll, m, n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z.
Esta variante española del alfabeto latino universal ha sido utilizada por la Academia desde 1803 (cuarta edición del Diccionario académico) en la confección de todas sus listas alfabéticas. Desde esa fecha, la ch y la ll, que en realidad son dígrafos, es decir, signos gráficos compuestos de dos letras, pasaron a considerarse convencionalmente letras del abecedario por el hecho de representar, cada uno de ellos, un solo sonido. No obstante, en el X Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, celebrado en 1994, se acordó adoptar, a petición de varios organismos internacionales, el orden alfabético latino universal, en el que la ch y la ll no se consideran letras independientes. En consecuencia, las palabras que comienzan por estas dos letras, o que las contienen, pasan a alfabetizarse en los lugares que les corresponden dentro de la c y dentro de la l, respectivamente. Esta reforma afecta únicamente al proceso de ordenación alfabética de las palabras, no a la composición del abecedario, del que los dígrafos ch y ll siguen formando parte.
Mientras que los dígrafos ch y ll son las únicas grafías que representan, respectivamente, los sonidos /ch/ y /ll/, el sonido que representa el dígrafo rr es el mismo que el representado por la r en posición inicial de palabra o precedida de las consonantes n, l o s. Este solapamiento explica que, a diferencia de la ch y la ll, la rr no se haya considerado nunca una de las letras del alfabeto.
 
Reciba un cordial saludo.
__
Departamento de Español al día
RAE
En la vigésima segunda edición del Diccionario de la Real Academia, en su versión electrónica, que es la que aparece en pantalla cuando se consulta, aparecen las siguientes definiciones:
che1.
1. f. Nombre de la letra ch.
che2.
(De che, voz con que se llama a personas y animales).

1. interj. Val., Arg., Bol., Par. y Ur. U. para llamar, detener o pedir atención a alguien, o para denotar asombro o sorpresa.

elle.

1. f. Nombre de la letra ll.


Mientras que, como avance de la vigésima tercera edición, el artículo enmendado dice:

che1.
1. f. Nombre del dígrafo ch.

elle.
1. f. Nombre del dígrafo ll.

En mi libro Peligro en la Aldea de las Letras, inspirado por un correo electrónico en el que se anunciaba la simplificación ortográfica, abordé este tema a partir de la defensa de la letra Hache, tan vilipendiada por algunos como indispensable para nuestra lengua, creo que es momento de que Hilaria visite la Aldea de nuevo para ver cómo van las cosas por allá.

Por lo pronto habrá que ver en qué consiste que la Nueva Ortografía del Español suprima "formalmente" a estas letras dígrafas del abecedario, porque no queda claro de qué manera esta decisión enriquece o simplifica, si este fuera el caso, la ortografía de un idioma que hablan alrededor de 500 millones de seres humanos y varios millones más aprenden como segunda lengua.

El País ha abierto la encuesta titulada ¿Estás de acuerdo con los cambios en la ortografía que ha anunciado la RAE? Sería interesante conocer sus resultados y cómo los toma la RAE.



10 comentarios:

sergio astorga dijo...

María Eugenia, totalmente de acuerdo contigo. Los cambios, son de escritorio, no simplifican, confunden. Difundir la lengua, motivar la lectura, es tarea mas redituable que quitarle honor a la honrada humanidad y no es chacota, y no es con chulerías por lo que la chinampa se hunde . Estas llamaradas sólo intentan llamar la atención, por fortunas las llaves son de quien usa el idioma y no de quien se pone el chaleco sin mangas. Chale, que chafas. Ya chole.

Abrazo chido.

Sergio Astorga

María Eugenia Mendoza dijo...

Qué necesarias son éstas y cada una de las veintinueve letras del abecedario, tan bien usadas las condenadas en este comentario.
Estos cambios de escritorio, desgraciadamente, son los que llegan a fastidiar a los escribientes, que son pocos y ahora serán menos.
Un cariñoso apapacho.

Carlota Bloom dijo...

Lo he leído hoy en "El País", Mª Eugenia y, desde luego, tampoco me ha parecido que simplifique nada...Lo de dígrafo, además, suena horroroso. Un abrazo, o apapacho, que suena mejor.

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Carlota:
Tomé esta nota como algo muy personal, me molesta más lo de la supresión, aunque les llamen dígrafas, son letras con personalidad propia y derecho muy bien ganado para permanecer. Ahora falta que los académicos terminen su turismo lingüístico en la FIL de Guadalajara para darles la estocada final.
Va un apapacho de regreso.

arrumacos dijo...

¡Chale, vaya chorradas de la chocha Academia!
Por cierto, Maru, qué bien que ya vuelve a estar tu libro en el FCE.

María Eugenia Mendoza dijo...

Chale y más chale, ojalá se echen para atrás con este choro.
A ver qué tal le va en las librerías del Fondo, ojalá la gente lo pida mucho, aunque sea para leerlo ahí.
Te mando un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Tengo 52 años y desde que tengo uso de razón la CH y la LL no entraban en mi ABC. Con respecto al nombre de cada letra del abecedario, estan poniéndolas en discordia a las pobres, si ya tenemos una U, por qué a la V se le debe llamar UV, acaso se casaron!!!. A latinoamérica nole respetan el Derecho Lingüístico. Porque con lo que dispuso la RAE, nos complica más. Saludos

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola (ojalá hubieras dejado tu nombre para saber a quién me dirijo)
En el abecedario figuraban che y elle, como letras, dígrafos desde la ortografía de 1999. Por convención internacional en diccionarios, directorios, enciclopedias y en todo lo que se ordenara alfabéticamente quedaban dentro de las letras ce y ele, pero de que eran letras, lo eran. Lo ridículo con estas reglas "voluntarias" es que se haya hecho tanto revuelo en un afánb de unificar los nombres. En México y buena parte de Latinoamérica, estoy segura, se seguirán nombrando como convenga en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Ve de vaca o be de burro, qué importa, si con la letra va el conocimiento.
Gracias por tu visita y comentario.

Anónimo dijo...

maria eugenia mendoza me encanta tu trabajo, ba a aver un concurso en mi escuela y boy a leer tu libro,por que me encanta peligro en la aldea de las letras, yo se que boy a ganar en el concurso de voz por que leere tu cuento.

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola "Anónimo":
Estoy segura de que si participas en un concurso en tu escuela y te preparas bien ganarás. No dejes de avisarme. Gracias por decirme que te gusta mi libro.
Suerte.