lunes, 29 de noviembre de 2010

Ortografía de la lengua española



Real Academia Española
Academia Colombiana de la Lengua
Academia Ecuatoriana de la Lengua
Academia Mexicana de la Lengua
Academia Salvadoreña de la Lengua
Academia Venezolana de la Lengua
Academia Chilena de la Lengua
Academia Peruana de la Lengua
Academia Guatemalteca de la Lengua
Academia Costarricense de la Lengua
Academia Filipina de la Lengua Española
Academia Panameña de la Lengua
Academia Cubana de la Lengua
Academia Paraguaya de la Lengua Española
Academia Boliviana de la Lengua
Academia Dominicana de la Lengua
Academia Nicaragüense de la Lengua
Academia Argentina de Letras
Academia Nacional de Letras del Uruguay
Academia Hondureña de la Lengua
Academia Puertorriqueña de la Lengua Española
Academia Norteamericana de la Lengua Española

Aprueban nueva edición de la Ortografía de la lengua española
Es un tratado que busca simplificar la ortografía: Moreno de Alba
 
Guadalajara - Representantes de las 22 Academias de la Lengua Española aprobaron hoy por unanimidad el texto definitivo de la nueva edición de la Ortografía de la lengua española, cuyas reglas no imponen su uso, sólo uniforman criterios de acentuación y de diversidad de denominaciones.
En el acto, efectuado en el marco de la 24 Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, José Moreno de Alba, presidente de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), aseguró que la nueva Ortografía de la lengua española presenta caracteres que la hacen más sólida, exhaustiva, razonada y moderna.
La nueva edición que se espera estará lista antes de Navidad de este año, es una ortografía coherente, exhaustiva y simple, pues se propone seguir las exigencias metodológicas del principio empírico que rige en todas las disciplinas científicas.
Con coherencia interna, para evitar la existencia tanto de normas vagas, imprecisas o ambiguas como de preceptos contradictorios; y con coherencia externa, pues la obra se propone ser congruente con el resto de las obras académicas.
Según Moreno de Alba, se trata de la primera ortografía razonada de la lengua española gestada desde sus líneas básicas, por un proceso de reflexión común. “Es una ortografía nacida desde la unidad para la unidad”, agregó.
El académico dijo que esta nueva edición presenta un grado de exhaustividad y de explicitud mucho más elevado que la edición de 1999.
Con ello, indicó, se pretenden solucionar muchos problemas concretos, que en algunos apartados presentan una casuística muy fina y detallada. Tal minuciosidad descriptiva es una de las causas que aumentan la extensión de la obra, comentó.
Aclaró que la obra evita en lo posible tecnicismos y expresiones de difícil comprensión, de tal manera que pueda ser seguida por cualquier hablante alfabetizado.
Esta próxima edición tiene, en comparación con la de 1999, las ventajas de la política panhispánica que han seguido las academias en sus obras.
Por primera vez, reveló, se publicará no un prontuario de reglas y excepciones, sino un verdadero tratado en el que se explicarán algunos temas tan importantes como: el peso de la oralidad en la escritura, los orígenes de la escritura alfabética, las funciones de la ortografía, el origen y evolución de los sistemas ortográficos, y la importancia social, entre otros.
“En este nuevo tratado no se modifican las reglas ni se añaden nuevas, sino que se detallan con toda exactitud, con el objeto de facilitar la correcta escritura a los hispanohablantes”, puntualizó.
En una multitudinaria rueda de prensa, las academias recomendaron y no impusieron, que la ’y’ se llame ’ye’ y no ’i griega’, y que los distintos nombres de la ’v’ se unifiquen en ’uve’, mientras que ‘b’ se le nombre ‘be’.
Los 22 especialistas tampoco prohibieron que el ’solo’ adverbial lleve tilde. “Si éstas propuestas resultan útiles a algún país, que las tome. Si cree que les complica, que no las tome. No tienen importancia pero marcan la tendencia”, aseguró Moreno de Alba.
En relación al alfabeto, acordaron que la ’ch’ y la ’ll’ dejen de ser letras del abecedario, pues aseguraron que se trata de dígrafos y no letras, con lo que el alfabeto queda en 27 caracteres.
“Este nuevo tratado no supone hacer de ninguna manera más complicadas las cosas, sino exactamente lo contrario. La precisión de las reglas es la mejor manera de simplificar la ortografía, eso es precisamente lo que pretende esta obra, resolver las reglas que resultan de dudosa aplicación. Se trata en definitiva de una ortografía explícita.
“Es una ortografía nueva, no precisamente porque modifique reglas o cree otras nuevas, sino porque las explica con todo detalle tratando de ayudar al usuario a resolver infinidad de dudas que presentan al escribir cuando las reglas no son suficientemente explícitas”, destacó.
Apuntó que las 22 Academias están convencidas de que este escorzo redundará necesariamente en una gran ayuda para que todos escribamos nuestra lengua con corrección y propiedad.
ams

2 comentarios:

sergio astorga dijo...

María Eugenia, tanto brinco cuando el suelo está parejo, las palabras llanas y las palabras chidas seguirán igual de sonoras.

Entre el querer y el poder está el saber, difíl manual.

Un abrazo sólo y solo.
Sergio Astorga

María Eugenia Mendoza dijo...

Tienes toda la razón, querido Sergio. Por lo visto ni quienes deberían darle valor a la palabra le hacen justicia.
Reglas que no son obligatorias, ¡habráse visto!
Marketing, turismo lingüístico, drama de telenovela barata, es el show que han dado las academias en su reallity.
Va un abrazo muy cariñoso.