viernes, 2 de diciembre de 2011

Suite101.net. Dos años y medio de publicar contenidos de calidad se quedó sin equipo editorial



Equipo suite101.net (hasta la fecha sigue apareciendo así en la página)


El Equipo de Suite101.net

Aquí podréis encontrarnos a todos nosotros, los que estamos del otro lado de este gran proyecto que tanto nos ilusiona y que a veces nos hace llevar una vida un tanto frenética. Cada miembro del equipo editorial se esfuerza cada día por dar lo mejor de sí mismo, desde su experiencia y criterio profesional, esperando la respuesta y feedback de quienes constituís el verdadero motor de Suite101: vosotros, los colaboradores. Creemos que si hay algo que tenemos todos en común, nosotros y vosotros, es nuestra pasión por lo que hacemos y nuestra debilidad por escribir y publicar. Una motivación vital que se alimenta cada día del impulso recibido por la pieza más importante de todo este engranaje: el interés y la satisfacción de nuestros lectores.

En la entrada publicada el 24 de abril titulada "Sobre la vida virtual que inició como bloguera" platicaba la emocionante experiencia de haber sido invitada a participar como redactora jefe (RJ) en suite101.net. Ahora, a catorce meses de haber llegado a Suite y a ocho de participar como RJ en esta página, comparto con ustedes la siguiente noticia: el 23 de noviembre el equipo editorial fue despedido, es decir, la directora, Eva Fontiveros, los ocho redactores jefe, el enorme grupo de colaboradores que actuaban como Expertos Plus y la Secretaria de Redacción. Esto no quiere decir, por lo menos por lo que ha declarado Peter Berger, presidente y CEO de Suite, que esta página en español, al igual que la alemana y la francesa, vaya a desaparecer.


La decisión tiene que ver con la marcha del negocio, afectada por el famoso Panda de Google, la caída del tráfico de la página madre, Suite101.com y, por supuesto, los intereses de los inversionistas. Si se quiere abundar en este asunto, recomiendo leer el artículo de Miguel Ángel Mesa Báñez: "Suite101.net podría convertirse en una 'granja de contenidos'".



¿Qué va a suceder con suite101.net?



La reacción ante el anuncio de la desaparición del equipo editorial entre los colaboradores ha sido de lo más variada. Ha habido quienes desde el principio manifestaron en los foros de colaboradores que ya no deseaban continuar publicando en el sitio, previendo la falta de calidad al no existir un equipo editorial y por las declaraciones del señor Berger, quien no ha mostrado interés en cuidar la calidad de las páginas en español, alemán y francés.


Hay quienes sienten que ahora sí podrán publicar con toda la libertad sin sentirse presionados por las normas editoriales, elaboradas para este sitio en línea específico, entre las que se encuentra un cierto manejo de SEO (Search Engine Optimization) o lo que es lo mismo Optimizador de Motores de Búsqueda, por medio del uso inteligente y prudente de palabras clave en el título, entradilla, ladillos (intertítulos), cuerpo del texto y fotografía del artículo, todo esto con la finalidad de que los artículos aparezcan en las primeras posiciones de los buscadores (Google, Yahoo, Bing). 



Por supuesto que también muchos colaboradores han decidido mantenerse activos y asumen la responsabilidad de seguir publicando contenidos de calidad respetando las normas editoriales de Suite.


La edición de artículos: más allá de corregir gazapos, puntuación y faltas de ortografía


La edición en Suite ha sido un trabajo en el cual se cuidaba tanto el contenido como la forma. Revisábamos aspectos relacionados con la optimización y la redacción. Era muy importante que los colaboradores escribieran bien, desde el punto de vista gramatical de nuestro idioma, tomando en cuenta los lineamientos de la escritura en línea y teniendo presente que el sitio es informativo y no de opinión, por lo que se debe escribir en tercera persona, sin caer en la tentación de expresar opiniones puras y duras, sin argumentar, por más que el tema abordado sugiriera el uso de calificativos o la posibilidad de hacer proselitismo. La edición también consideraba que la plataforma no se usara para calumniar o plagiar contenidos de otros sitios (no se imaginan, amigos de la Aldea, cuántos artículos descubrimos que eran producto de plagio de blogs, boletines de prensa e incluso páginas oficiales de instituciones internacionales). De manera que un aspecto muy importante que tuvimos que cuidar los Expertos Plus y los Redactores Jefe era que la información publicada fuera veraz y contrastada, sobre todo cuando se trataba de política, ciencia y salud.


Otra de las tareas era dar la bienvenida a los nuevos colaboradores, quienes enviaban un texto de prueba y debían transformarlo en un artículo periodístico. En ocasiones recibíamos textos muy bien escritos a los que solamente se les debía hacer algunos ajustes, sobre todo con los enlaces y los ladillos y ya quedaban listos para su publicación. En otras se recibían relatos más propios de un blog que de un artículo informativo. Con este tipo de textos debíamos trabajar muy de cerca con el colaborador, revisando varias veces el texto, lo cual a veces llegó a ser muy frustrante porque había colaboradores que o no entendían las normas editoriales o se negaban a cambiar una coma a su artículo.


Una cuestión que quizá no se entiende de la actividad de los editores es que al final, nuestro trabajo se mantiene anónimo. El crédito por un artículo, bueno o malo, se lo lleva el autor, al lector no le importa si lo editó Fulano o Sutana, si alguna vez el RJ lo puso offline por no cumplir con los parámetros de calidad del sitio, lo que le interesa es lo que ofrece el artículo, que esté bien escrito y responda a sus intereses. Si tecleó en el buscador: “quién es el candidato de la izquierda mexicana para las elecciones del 2012”, no espera especulaciones, desea tener certeza de quién se trata. Tal vez, si un colaborador hace su tarea, su artículo de Suite aparezca en la primera página de los buscadores, atraiga miles de visitantes y múltiples clics en la publicidad, que repercutirán en ganancias.



Tareas gratísimas eran nombrar colaboradores expertos y seleccionar artículos como los favoritos de la redacción, así como establecer comunicación con los colaboradores y platicar, vía correo electrónico en mi caso (no tenía Facebook), sobre el clima, la familia o los acontecimientos actuales. Tener la certeza de que detrás de la mayoría de los artículos había horas de investigación y redacción, que en el momento en que estaba revisando los artículos había decenas de personas frente a su computadora escribiendo, en diferentes partes del mundo (Camboya, diferentes países europeos y latinoamericanos), para publicar en Suite, es algo que se logró gracias al trabajo profesional de muchas personas, encabezadas por Eva Fontiveros.


Desde el tsunami hasta las elecciones en Michoacán y España


En estos ocho meses, por cierto, los colaboradores de Suite me mantuvieron bien informada sobre los más diversos hechos, desde el terremoto y el tsunami de Japón y toda la tragedia nuclear de Fukushima hasta las recientes elecciones en Michoacán y España.

El Movimiento 15M y los planteamientos de los indignados de diferentes partes del mundo, desde diversas perspectivas y escenarios, los viví muy de cerca; lo mismo que la Primavera Árabe y la esperanza (prendida de alfileres) de cambios democráticos; la muerte de Bin Laden y la de Muamar Gadafi son un hecho, aunque el mundo no sea mejor sin ellos; durante varios días acaparó la atención el arresto de Dominique Strauss-Kahn y la elección de la nueva directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien le ganó a Agustín Carstens el cargo.


Las elecciones en Perú revivieron el fujimorismo, generaron mucha información, de la cual quiero destacar las declaraciones de Mario Vargas Llosa en el sentido de que votar por Ollanta Humala o por Keiko Fujimori equivalía a "elegir entre cáncer y sida". Las de Argentina no sorprendieron a nadie, el resultado fue abrumador. Estuvieron presentes hechos como el 50 aniversario de Amnistía Internacional y el doloroso tema de la violación de los derechos humanos, los anuncios de ETA de dejar las armas y la masacre en Oslo y la isla Utoya; la concesión a mineras canadienses para la explotación de yacimientos en terrenos sagrados de Wirikuta, tierra de los wixaritari (huicholes). El presente y futuro de los medios de comunicación impresos y en línea también es tema de gran interés para los colaboradores y los lectores. En cuanto a educación y formación, los temas fueron variados y sin duda importantes, entre ellos las críticas a los cambios curriculares, a los pobres resultados, según la OCDE y las faltas de apoyo a la educación pública de México, España, Chile y muchos países más. Pero también son noticia los múltiples proyectos que surgen para impulsar las artes y la cultura en general.


Disculpen que este listado no vaya en orden cronológico, pero me vienen a la mente los artículos revisados, los colaboradores que los escribieron y les han dado seguimiento y no me queda más que expresar ¡qué año! Y lo peor es que el próximo no será mejor.


El incierto futuro de suite101.net


Anímicamente esta despedida ha sido muy dura, sobre todo porque está en juego un proyecto exitoso y rentable que con gran ilusión y buenas decisiones emprendió Eva Fontiveros, apoyada por un grupo magnífico, entre quienes estaban Manuel Seijas, quien fue Community Manager (además tiene una voz encantadora); Valentín Vivier, responsable de Marketing, la diligente y hermosa Paola García, Secretaria de Redacción, los redactores jefe: Veronique de Miguel, Carlos Cummings, Julio Muñoz, Enrique Aguado, Pablo López Herrero y Mayra Cabrera, además de una pléyade de periodistas entusiastas, inteligentes y comprometidos.


La página seguirá, es cierto, pero su calidad de única en su tipo en español dependerá de la honestidad y el buen hacer de los cientos (o miles) de colaboradores que continúen publicando y se sumen a la plantilla de suiteros.
 
Grupo de redactores jefe de suite101.net. En mayo ya contaba con otra RJ mexicana (Mayra Cabrera), ignoro por qué Enrique Aguado no aparece aquí pero él estuvo 
en Suite hasta el final del equipo editorial.


Por cierto, el 24 de noviembre esta Aldea cumplió dos años, pero debido al impacto que tuvo la noticia de la desaparición del equipo editorial de Suite "se me cayeron las alas" y no tuve ánimo de festejar.

14 comentarios:

Lola MU dijo...

Querida María Eugenia; no sabes cuánto lamento las noticias que nos traes sobre Suite 101; desde aquí te animo a seguir hacia adelante; seguro que, pese a todo, ilusión por avanzar no te falta. No quiero dejar de felicitarte por el cumpleaños de tu preciosa Aldea, la que tanto me gusta visitar y que espero dure mucho, mucho tiempo.
Un apapacho!

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Lola:
Agradezco muchísimo tu visita y la lectura de esta larguísima entrada.
Es lamentable lo ocurrido porque el sitio ha sido y todavía es exitoso y eso se debe en gran medida gracias a la dirección, a un extenso equipo editorial y de colaboradores, que me consta, dedicaba mucho tiempo al sitio para que lo publicado tuviera una calidad superior a la que encuentras en otros sitios de contenidos múltiples.
En fin, cierro un ciclo y doy gracias a Dios por haber vivido esta gratísima experiencia que me ha dejado grandes amigos.
Recibo ese cariñoso apapacho por estos dos años de la Aldea, que es uno de mis lugares favoritos.
Va un fuerte abrazo.

Myriam Mahiques dijo...

Querida María Eugenia, lamento mucho las noticias. Yo soy partidaria de un equipo editorial, porque eso hace a la diferencia. No sé si por casualidad, últimamente me están llegando emails de sitios donde puedes publicar siguiendo un ¨formato¨ y pagando más o menos, según el sitio. Estos sitios no son de mi agrado, uno debiera pasar el filtro de la editorial por tener un buen artículo y no por pagar. Ya me contarás cómo se desencadenan los hechos, creo que la economía forzó varios cambios injustos.
Un beso,
Myriam

sergio astorga dijo...

María Eugenia, traumante noticia. Tal vez pueda ser el momento de que puedan crear, todo el equipo, una nueva plataforma. No es descabellado. Yo los invito a no caer en el mal anim.

Permíteme festejar los dos años de es Aldea.
Aldeano soy y en el camino andamos.

Abrazos cálidos y reparadores.
Sergio Astorga

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Myriam: muchas gracias por solidarizarte. Lo grave de todo este asunto es que la página se había ganado un prestigio precisamente por su equipo editorial y ahora tiran por la borda lo logrado. Sé que los accionistas y el CEO deben velar por el negocio, pero con esta decisión se estarán ahorrando unos cuantos dólares pero también perdiendo un sitio que era modelo, perfectible, pero al fin modelo de publicación.
Esos sitios de los que hablas adolecen de ese filtro y si tú te has ganado un lugar en la blogosfera no quieres comprometer tu nombre con algo que no vale la pena.
Ni hablar del peluquín con lo sucedido en Suite.
Al final, la experiencia y los amigos quedan y escribir esta entrada me resultó catártico.
Va un cariñoso abrazo.

María Eugenia Mendoza dijo...

Querido Sergio:
Tienes toda la razón, es el momento de probar nuevas oportunidades echando mano de la experiencia y de un grupo sólido.
Ya te platicaré o ya se nos ocurrirá algo a los antojadizos aldeanos, apoyados con lectoras compulsivas (Myriam) y maestros/escritores/investigadores que pueblan la aldea del español.
Muchas gracias por la felicitación a esta Aldea que me ha hecho tan feliz gracias a personas como tú.
Apapachos cariñosos con todas sus letras.

Myriam Mahiques dijo...

Eugenia, le comentaba a mi esposo, él publica también, y le parece aberrante lo sucedido en Suite 101, pensamos que estas crisis económicas conducen a bajar el nivel de las redes, una situación lamentable. Cariños desde CA,
Myriam

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Myriam:
Estas crisis, además de ser económicas son de valores, no se respeta el trabajo ni todo lo que tiene que ver con las personas que están frente a las pantallas, en el caso de Suite, como colaboradores o lectores.
Como dice nuestro buen amigo Sergio Astorga habrá que generar proyectos con reglas más justas.
Van cariñosos abrazos para ti, tu esposo y tus hijos.

Gastón dijo...

Es una pena lo que ocurrió en este sitio del cual yo tambien he colaborado, parecia un proyecto redituable aunque con la sección deportiva no saque ni medio cobre.

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Gastón:
Creo que con Suite se dio (tal vez se seguirá dando) un fenómeno muy interesante: mucha gente entró seducida por las ganancias que obtendría por sus artículos, al darse cuenta de que los euros no llegaban no tiraron la toalla porque era bueno contar con una plataforma que se estaba ganando un prestigio, ojalá éste se mantenga. En fin, así son los negocios.
Saludos afectuosos.

Wavinembeando dijo...

María Eugenia,

¡Qué lindo seguir leyéndote! Me ha emocionado leer tu artículo, pero ¿sabes? Ahí queda todo el trabajo realizado por nosotros y por los colaboradores, la calidad, el esfuerzo, el cariño y ese espíritu de compartir conocimientos, estrechar lazos y hacer piña. Por supuesto que no va a ser igual en la nueva etapa, sería imposible. Y eso lo sabemos sobre todo los que hemos estado al otro lado del escenario, conscientes de los miles de textos que jamás dejamos que vieran la luz por no cumplir con los criterios de calidad por los que siempre luchamos. Y es encomiable la labor de todos los colaboradores que se quedan con la total firmeza de seguir luchando por la calidad, profesionalidad y prestigio de la página.

Ante todo, creo que a pesar de los reveses, las ideas jamás mueren. En eso soy muy optimista. Así que pensemos que el futuro nos deparará grandes oportunidades de seguir haciendo lo que nos gusta y continuar luchando por lo que creemos.

¡Un beso grande!
Eva

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Eva:
Es un honor que visites esta Aldea y dejes tu huella.
Con la convicción de que lo escrito no desaparece quise hacer un pequeño homenaje a la Suite que quise desde el primer artículo publicado y a la Suite que sentí mi casa desde que me invitaste a sumarme al equipo editorial. Tienes razón, las ideas no desaparecen, al contrario, ahora hay nuevas y fortalecidas para emprender nuevos proyectos, para sumarnos a otros.
Va un cariñosísimo abrazo y mi amistad.

Lola Romero Gil dijo...

Muy cierto, María Eugenia. Me he sentido identificada en lo que dices, como lo hice con el proyecto. Yo solo llegué a EP, pero fue suficiente para darme cuenta de la importancia de ese trabajo, el de RJ, "desde el otro lado". Ahora, no consideraría serio un medio de comunicación que no dispusiera de un equipo editorial comprometido y profesional, como el de Suite101.net.
Aún lamentando el descalabro empresarial, nos queda el gran consuelo de que sigue unido el equipo humano, el Suite de Eva Fontiveros sirvió de mucho a muchos y sigue sirviendo, y no solo en lo profesional. Eso no se olvida. Un beso.
Lola Romero

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Lola:
Qué gusto me da encontrarte por esta Aldea (la del idioma español o castellano) que si algo tiene en común con Suite es que en ella cabemos todos los que pensamos, amamos, leemos, escribimos, soñamos y cuidamos el español de los más diversos puntos del planeta.
Ojalá, como lectores, seamos exigentes, como bien dices, si un medio de comunicación no cuenta con un equipo editorial, no ofrece garantías de calidad.
Va un fuerte abrazo y mi agradecimiento por tu visita.