viernes, 24 de agosto de 2012

Los ojos de Justina, de Jorge Hernán


El sábado pasado, por fin, pude asistir al teatro para ver Los ojos de Justina, presentada por Andrómeda Artes Escénicas, producida por Mónica Pavón, dirigida por Sergio Morel, escrita y musicalizada en vivo por Jorge Hernán, con Paula Casas en el papel de Justina.

Como se lee en el cartel se trata de una un cuento erótico de terror. Y aterradora es la historia que narra Justina, quien en la niñez era, como casi todas las niñas, la princesita de papá, pero Justina, a diferencia (por fortuna) de la mayoría de las niñas supo que en la corte hay hombres seductores, con los que se sueñan historias de amor y de finales felices pero para su sorpresa no son más que bestias.
A continuación la sinopsis de la obra, publicada en el programa/cartel:
El amor es la fuerza más poderosa para mover la voluntad de un ser humano, el amor impacta la vida de todos y cada uno de nosotros desde su presencia e incluso desde su ausencia, pero qué pasa cuando el amor ha trastornado nuestra conciencia, cuando un cuento de hadas se transforma en una historia de terror protagonizada por una princesa negra. Los ojos de Justina es la historia de una hermosa mujer a la que su entorno le enseñó que el sexo y el dolor son una misma cosa y a entender que la deprevación es la única referencia posible del amor. Como Alicia en el país de las maravillas, Justina irá hundiéndose cada vez más en su propio abismo, penando entre sombras hasta purgar su alma amando de la única manera que ha aprendido a amar...
En el nombre del amor, como en el nombre de Dios se cometen actos aberrantes que marcan la vida de individuos y sociedad. Cuántas Justinas irán por el mundo creyendo que el amor está irremediablemente ligado al dolor físico, a vejaciones y a la anulación de la dignidad.

Todavía queda este último sábado de agosto y los cinco de septiembre para ver Los ojos de Justina. El Centro Cultural de la Diversidad está en la calle de Colima 267 y 269, casi esquina con Insurgentes.