martes, 31 de enero de 2012

América en la mira del Instituto Cervantes

Víctor García de la Concha (al centro)

Me parece muy interesante la labor que realiza el Instituto Cervantes en España y en los países en donde el español no es la lengua materna ni oficial de sus habitantes. Abrir las puertas de la cultura hispanoamericana al mundo, sin duda, resulta una tarea encomiable, pues de esa manera se tienden puentes de comunicación y de paz entre los pueblos.


Desde la semana pasada, el 27 de enero concretamente, el Instituto Cervantes cuenta con un nuevo director, el filólogo Víctor García de la Concha, quien de 1998 a principios de 2011 fue director de la Real Academia Española (RAE). Durante su gestión, declaró en 2010, "América ha sido el gran centro de mi trabajo y de mi ilusión. Al poco de que Fernando me lo pidiera, en la primera visita que hice al Rey, Su Majestad me dijo: 'No te voy a pedir más que una cosa: que te dediques a América. Yo te iré abriendo las puertas'. Y así fue. En estos 12 años he hecho 47 viajes a América. He tenido la suerte de diseñar esa política panhispánica y se ha logrado algo que el resto de las lenguas nos envidian: en Portugal, en Francia".

De manera que a nadie puede extrañar que entre las primeras declaraciones del nuevo director, señale que "el eje del Cervantes será América", en clara alusión a que las prioridades de su mandato se centrarán tanto en el Cono Sur como en la creciente población hispana de Estados Unidos.

El ofrecimiento para el cargo se lo hizo el jueves por la mañana el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, luego de que el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, declinara la invitación que le hiciera el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.

Por diferentes motivos la actuación de la RAE, que actualmente cosecha mucho de lo sembrado durante la gestión del nuevo director del Instituto Cervantes, es cuestionada en múltiples medios, sobre todo por cuidar con más celo sus intereses comerciales que académicos y por la polémica desatada desde el anuncio de la denominada nueva Ortografía del español.

Que el Instituto Cervantes tenga en la mira a América ¿será visto por los americanos como una forma de estrechar lazos de cooperación cultural entre pueblos que comparten el idioma o se trata de neocolonialismo o de un negocio más?
  Víctor García de la Concha, revisa uno de los ejemplares de la Nueva Gramática de la Lengua Española
CLAUDIO ÁLVAREZ | 09-12-2010

6 comentarios:

sergio astorga dijo...

Mi querida María Eugenia, la pregunta es pertinente. ¿Negocio o lazos culturales?

Por otro lado es verdad, el Instituto Camões ni con mucho tiene la presencia que el Cervantes y el número de hablantes es considerable tomando en cuenta el continente africano. No se diga Brasil sin embargo, es gratificante oír en la entrevista celebrada en Cartagena de Indias entre Nélida Piñón y Carlos Fuentes, afirmar que en Brasil se aprende Español con gran suceso. Gran parte de esta cosecha, una vez más se la debemos a Alfonso Reyes, que cuando fue embajador en Brasil difundió la literatura brasileña al publicar traducciones en el Fondo de Cultura Económica.
Tampoco podemos olvidar que Octavio Paz dio a conocer al mundo de habla hispana la poesía de Fernando Pessoa.
Bienvenido sea el esfuerzo por que el Español sea más hablado y leído.

Abrazo sin comas.
Sergio Astorga

Myriam Mahiques dijo...

Gracias María Eugenia por compartir estas noticias, positivas desde mi punto de vista. No sé si aunará a los pueblos, pero al menos será un reconocimiento importante de los distintos castellanos locales.
Un beso,

María Eugenia dijo...

Querido Sergio:
Qué interesante lo que apuntas sobre la influencia de Alfonso Reyes y Octavio Paz en los intercambios poéticos y literarios con otras culturas e idiomas.
En general me entusiasman las noticias relacionadas con el idioma, aunque debo confesar que desde los cambios a la ortografía que fueron decididos desde la cúpula de las academias desconfío del quehacer de quienes hacen y deshacen e incluso imponen criterios. Hasta académicos de la RAE como Javier Marías han manifestado su rechazo a los cambios que fueron verdaderamente tontos.
El Cervantes se ha puesto las pilas y ha hecho del español un gran negocio, frente a la indiferencia de los americanos que no educan ni a sus habitantes. En fin, el español va fuerte por el mundo.
Apapachos (palabra que se escribe con che, aunque ya no sea letra).

María Eugenia dijo...

Hola Myriam:
Como le comentaba a Sergio me entusiasman las noticias relacionadas con el español, que cada vez son más frecuentes pero no siempre agradables.
Ojalá se trabaje codo a codo para fortalecer las múltiples culturas y se enriquezcan las voces regionales de un idioma común, como bien lo dices.
Un fuerte abrazo.

Lola MU dijo...

Yo, como Sergio, espero que todo sea para bien, mi querida maría Eugenia; Sin embargo es inquietante vislumbrar la sombra de esos tristemente famosos mercados sobrevolando por todas partes...También es muy lamentable que las circunstancias conduzcan a cuestionar a un organismo cuya gestión debiera ser siempre transparente y limpia y estar fuera de toda duda.
Ya lo decía Quevedo..."Poderoso caballero..."
Un apapacho, con che, por supuesto.

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Lola MU:
Ojalá la actuación de instituciones culturales fuera ejemplar y ayudara a limar muchas de las asperezas provocadas por las encargadas de las agendas políticas, por ejemplo. Que el idioma tenga un valor económico no debería significar que algunos se sintieran sus dueños y quisieran cobrar "copyright".
En fin, ojalá las personas que participen en el fortalecimiento del idioma lo hagan por encima de tan "poderoso caballero..."
Una lluvia de apapachos también para ti.