viernes, 16 de marzo de 2012

Cuatro condiciones del periodismo independiente, de Albert Camus

 
Albert Camus (biografía)

El periodismo libre, en un texto inédito de Albert Camus

Los medios y condiciones para que un periodista independiente no pierda su libertad “ante la guerra y sus servidumbres” son cuatro: lucidez, rechazo, ironía y obstinación. La lucidez, porque “supone la resistencia a los mecanismos del odio de la ira y el culto a la fatalidad”. Según Camus, “un periodista, en 1939, no se desespera y lucha por lo que cree verdadero como si su acción pudiera influir en el curso de los acontecimientos. No publica nada que pueda excitar el odio o provocar desesperanza. Todo eso está en su poder”.

“Frente a la creciente marea de la estupidez, es necesario también oponer alguna desobediencia”, continúa Camus. “Todas las presiones del mundo no harán que un espíritu un poco limpio acepte ser deshonesto”, decía. Y luego: “Es fácil comprobar la autenticidad de una noticia. Y un periodista libre debe poner toda su atención en ello. Porque, si no puede decir todo lo que piensa, puede no decir lo que no piensa o lo que cree que es falso. Esta libertad negativa es, de lejos, la más importante de todas”, ya que permite “servir a la verdad en la medida humana de sus fuerzas”, o “al menos rechazar lo que ninguna fuerza le podría hacer aceptar: servir a la mentira”.

La tercera condición para ser libres es la ironía: “No vemos a Hitler, por poner un ejemplo entre otros posibles, utilizar la ironía socrática”, escribe Camus. “La ironía es un arma sin precedentes contra los demasiado poderosos. Completa a la rebeldía en el sentido de que permite no solo rechazar lo que es falso, sino decir a menudo lo que es cierto”.

Para cumplir lo anterior, la cuarta regla indispensable es “un mínimo de obstinación para superar los obstáculos que más desaniman”, a saber: “La constancia en la tontería, la abulia organizada, la estupidez agresiva”.

Nota completa en El País

6 comentarios:

Myriam Mahiques dijo...

Muy interesante tu post. Leí de Camus sólo dos libros, El Extranjero y The Plague. Me gustó mucho más éste último. Sabrás que murió joven...
Besos,

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Myriam:
También he leído estas dos obras, a mí "El Extranjero" me parece genial, aunque terrible la historia, no imaginas a una persona como este personaje.
El artículo inédito es una joya. Estas cuatro condiciones deberían estar presentes, sobre todo en estos tiempos, en México, por ejemplo, en que la descalificación de las personas, el llamado al odio y la desconfianza están llevando agua al molino de gente nefasta.
Un fuerte abrazo.

Lola MU dijo...

Gracias, mi querida María Eugenia, por destacar y mostrarnos la lucidez de Camus. No solo en México hacen falta estas condiciones, como muy bien sabes (si supieras lo que hay por aquí...). No debemos olvidar el extraordinario poder que tienen los medios de información sobre la opinión pública y el peligro que puede llegar a tener un mal informador. En todos los ámbitos hace falta honestidad. Aprovecho para excusarme por mi prolongada - e involuntaria - ausencia; ¡los exámenes mandan!
Recibe un cariñosísimo abrazo de tu amiga española!

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Lola MU:
Tienes toda la razón, los medios no sólo influyen a con su opinión publicada sino ellos mismos detentan el poder. Ojalá estos cuatro puntos que establece Camus, que me parecen fundamentales, fueran al menos conocidos por quienes tienen una enorme responsabilidad social al informar.
Qué mal están las cosas aquí y allá.
Me encanta recibir siempre tu visita, siempre enriquecedora. Ojalá les vaya muy bien a tus estudiantes, que imagino que sí, con una maestra como tú debe ser un lujo ser estudiante.
Va un fuerte abrazo.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, cuanta falta hace la inteligencia.
La valentía es una de las formas visibles de la inteligencia.
Que pena que la ignominia tenga su campamento bien establecido.

Abrazos tristes.
Sergio Astorga

María Eugenia Mendoza dijo...

Así es Sergio. En la contienda electoral actual, por ejemplo, lo que ha salido a flote es la ignorancia y la estupidez. No hay un candidato con cualidades de estadista y muchos medios están dispuestos a maquillar cualquier cosa con tan de mantenerse en el mercado y obtener beneficios por el apoyo brindado.
Un abrazo.