miércoles, 8 de diciembre de 2010

John Lennon: entrañable artista controversial



 

Desde que los Beatles fueron dados a conocer en México, vía Radio Éxitos para mí, han formado parte de mi vida. Su música, su imagen (guapísimos los cuatro), sus giras y el efecto que provocaban en las afortunadas que asistían a sus conciertos, sus películas, su forma de hablar y sus declaraciones eran noticia.

Recuerdo esta controversial declaración de John Lennon, en esos años 60 la noticia corrió como reguero de pólvora, incendió las conciencias y mucha gente estaba dispuesta a alimentar hogueras con los acetatos, revistas, fotografías, camisetas y todos los objetos de culto que los fans acumulaban. En casa sólo tuve que soportar a dos que tres tíos soltar su perorata en torno a lo irreverentes, soberbios y pecadores que eran "esos cuatro, pero sobre todo el líder, John".

A mi mamá y a mis hermanos mayores les importó un comino lo que hubiera dicho o querido decir John, respecto a la popularidad del cuarteto frente a Jesucristo, a todos nos gustaban los Beatles, de manera que no tuve que admirarlos en la clandestinidad.

La noche del 8 de diciembre de 1980, cuando seis de los ocho hermanos estábamos con mi mamá en casa, como todas las noches, reunidos para tomar café, platicar después de la jornada de trabajo, con la televisión de fondo, escuchamos la noticia de que John había sido asesinado. Los primeros segundos de desconcierto nos quitaron el aliento, nadie hablaba. El nudo en la garganta se deshizo rápidamente y las lágrimas fluyeron. Esa noche se había cometido un terrible crimen contra un gran ser humano, esa noche quedó grabada en la memoria de millones de seres humanos, la recordamos con rabia, con impotencia como todos los atentados contra la paz y contra la gente comprometida con ella.

Su música, su ironía, sus expresiones artísticas y humanistas quedan, pero al entrañable y adorable John Lennon lo extrañamos.



6 comentarios:

Carlota Bloom dijo...

De esas declaraciones no tengo absolutamente ninguna conciencia (creo que ni había nacido). Sí del día en que mataron a Lennon: estaba recuperándome de un esguince de tobillo que me había hecho el día anterior y pasé tres o cuatro días con la pierna en alto, clavada delante de la tele. Recuerdo perfectamente que no daba crédito. Yo conocía la música de The Beatles por mis primos mayores, que guardaban sus discos como oro en paño. Desde que tengo uso de razón, tenían esa aureola de mito. En fin, en el caso de Lennon, tristemente. Un beso, Mª Eugenia.

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Carlota:
Mi edad sale a relucir en este comentario. Era niña cuando la declaración de John y todavía veinteañera cuando murió. Los Beatles han conquistado generaciones, mis hijos, ahora veinteañeros, aman su música, aunque cuando eran más chavitos me hacían repelar diciendo que ni eran tan buenos.
Ahora se recuerda la fecha de una muerte prematura y siempre se recuerda y festeja su vida.
Un abrazo, mi jovencita amiga.

sergio astorga dijo...

María Eugenia, recordación necesaria. Un símbolo fue Lennon muy a pesar suyo,creo.

El gusto por los Beatles para mí llegó después, en esos años yo andaba con otros gustos musicales, tal vez por no tener hermanos y otra, porque estudiaba piano, y la música clásica llenaba el espacio.

Déjalo ser. El abrazo.
Sergio Astorga

Myriam Mahiques dijo...

Hola María Eugenia, yo tenía 18 años en esa fecha, y escuché la noticia en la radio. Recuerdo que estaba en el patio de casa, en Buenos Aires, un hermoso día soleado. Se me hizo un agujero en el corazón, no lo podía creer. Conocí a un muchacho mexicano en el 2004, y un día, hablando de los Beatles, me dijo que no los conocía. Me quedé tan asombrada porque él tiene estudios universitarios -supuestamente debería ser más cosmopolitano-, que comenté la anécdota a otra chica mexicana. Y me dijo que a algunas ciudades que están lejos de los puertos no les llega la música británica o norteamericana y sólo escuchan música local.
Cariños,
Myriam

María Eugenia Mendoza dijo...

Querido Sergio:
Es un gusto también compartir contigo este gusto por los Beatles. Mi esposo también estudiaba música clásica, me cuenta que su maestra de piano era muy exigente pero cuando se trataba de "Yesterday" no sólo la tocaba sino casi lloraba cuando la escuchaba.
John es una gran figura, los cuatro fueron maravillosos.
Un abrazo de fan.

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Myriam:
Cómo quedan grabadas algunas fechas, desgraciadamente ese 8 de diciembre quedó dolorosamente en la memoria de muchos.
Sin duda hay mexicanos y personas de otros países que no conocen a los Beatles (¡es una lástima!)
Creo que el asunto más que de geografía es cultural, como en todas partes hay gustos para todo, yo no comparto interés por la música grupera pero en buena parte del norte del país es muy fuerte su presencia.
Aunque yo no sabía nada de inglés cuando era niña, algo había en la música de los Beatles que me fascinaba. Ahora, cuando estoy medio deprimida, escucho uno o muchos de sus discos y todo parece mejor.
Te mando un cariñoso abrazo.