viernes, 7 de mayo de 2010

El ADN habló: y reveló que "Casi todos somos un poco Neandertal"

Acabo de leer una noticia (oh, eso me lleva a recordar el inicio de Un día en la vida: "I read a news today, oh boy...") que a su vez me ha hecho recordar un libro que llegó a mis manos cuando trabajaba en el área de difusión y publicidad de Yakult y asistía a congresos médicos, en donde las farmacéuticas y empresas relacionadas con la salud exhibían sus logros y productos, además de ofrecer obsequios a los congresistas. En el estand de Merck se ofrecía algo inusitado: ¡un libro!, producido como edición especial para los médicos, titulado Neandertal, de John Darnton (ganador de un premio Pulitzer), traducido por Ana Juandó y publicado por Planeta, 1998. No incluiré ninguna reseña ni comentario, pero quise hacer alusión al bestseller, porque quizá (decisión de los editores) debido a esta noticia cobre nuevo aire, no obstante las críticas.

La noticia fue publicada en varios diarios, entre ellos en La Jornada, bajo el título "El hombre de neandertal sí es antepasado del actual: Science". Entré a la página de la Deutsche Welle World y encontré el mismo texto, pero titulado "Casi todos somos un poco Neandertal". Nótese el casi todos y el un poco, términos utilizados probablemente para no herir susceptibilidades de algunos lectores (cuestiones del discurso).

Hasta ahora se partía de que el hombre de Neandertal no fue un predecesor del ser humano moderno. En un sensacional estudio sobre la base de ADN se comprobó lo contrario. (Figura en el museo del Neandertal, en Mettman, Alemania).


"Se trata de una novedad científica absoluta", dijo el experto alemán Ralf W. Schmitz, que participó en el estudio sobre el primer borrador del genoma del hombre de Neandertal, publicado en la revista "Science" en su edición del viernes (07.05.10). En la investigación se compararon partes del genoma del hombre primitivo con las correspondientes del hombre actual.


Bajo la dirección del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de la ciudad alemana de Leipzig, fue secuenciado el ADN del núcleo celular de los huesos de seis hombres de Neandertal.
Nota completa

6 comentarios:

María García Esperón dijo...

Como diría el Padre Teilhard de Chardin -no muy bien visto ni por tirios ni por troyanos- en su intento por conciliar evolución y Cristianismo: la materia ha mecido al hombre en su inconsciencia, es ella la que lo llevará hasta Dios (que para Teilhard era el Punto Omega-

María Eugenia dijo...

Querida María:
Esas tres letras han sacudido conciencias y Ciencia. Es muy interesante tu comentario.
En el aspecto literario, este tipo de descubrimientos favorece la creación, a ver qué surge por ahí.
Te mando un abrazo.

Anónimo dijo...

María:
Sabes que te admiro mucho y celebro contigo cada logro "entre gozos y rebozos" por supuesto.

Y al "son" de Nostalgias del campo, acabo de adquirir un material bibliográfico que lleva por título "Así vivimos, si esto es vivir. Las jornaleras agrícolas migrantes", y al leer sobre la relación inmediata que hacemos del rebozo con el campo no dudé en citar unas líneas sobre el enfoque del género femenino hacia una equidad y revaloración social:
" ¿Hay más cosas que le gustaría aprender?
Patricia Rancho Viejo, B.C.
Me gustaría aprender de otra cosa de que enseñsrme a coser ropa. Sí...costura...Para cortar, ya sé cortar, nomás me falta la máquina...
¿Y aprender a leer y escribir?
Ándale. Principalmente leer y escribir. Es lo que quisiera enseñarme porque me desespero no saber pues. Agarro una revista y nomás estoy mirando los monos.Aunque le encuentro un poco si veo un letrero ahí...que no sé qué dice el letrero que dirá allá si corre peligro...donde hay una calavera digo no...aquí corre peligro mejor le saco vuelta. Como he vivido allá para Tijuana voy ahí con una hermana,y voy mirando dónde está mal y dónde le saco la vuelta".

Qué bien que hayas tenido un viaje placentero. Ya te imagino con la carita feliz con la que regresaste.

YANIRA

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Yanira:
La cita que reproduces refleja una más de las dolorosas facetas de la vida (si a eso se le llama vida) de seres humanos expulsados de sus tierras, ajenos a derechos tan elementales como la educación y la salud, que tienen que inventar caminos para no transitar por donde hay señales de peligro, que en ocasiones por desgracia están ocultas (en un trato, tras una sonrisa hipócrita o qué sé yo).
En el relato que aparece en el libro con mi firma hay una visión tal vez ingenua e idílica, licencias que se da uno, pero respetuoso con la gente y la tierra, ya lo leerás.
Fui, estuve y regresé feliz de un breve recorrido por allá en Yucatán.
Te mando un abrazo y espero que muy pronto nos veamos.
Gracias por tu visita y tu enriquecedora aportación a esta Aldea, que es tu Aldea.

Izaskun dijo...

Querida María Eugenia, tengo problemas que encuentro irresolubles con mi blog y con mi antigua cuenta de correo. Me gusta la idea de ser algo Neardenthala (bastante, que a mí los pocos no me llenan) y me resulta muy interesante tu entrada y los comentarios que has tenido.
Te informaré pronto de mi paradero.
Un beso,
Izaskun

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Izaskun:
Estoy verdaderamente asombrada porque justo antes de que entrara este correo estaba revisando la liga de las "papas arrugadas" que sugeriste revisar en el otro blog. De manera que creo que hay cierta sincronía en nuestra actividad en la red. Lamento mucho que tengas problemas con tu cuenta de correo, pero mira, aquí estamos comunicadas. Gracias por tu comentario y me gusta la idea de no andar por la vida "poquiteando" ni siquiera con asuntos neandertaleses.
Nos seguimos los pasos. Por cierto, ¿funciona bien el correo mexicano (el convencional no el electrónico)?