viernes, 21 de octubre de 2011

Gracias por estar presente. Premio a los amigos virtuales, de Myriam Mahiques



Los amigos virtuales son personas con las que compartimos la blogosfera, intereses y, en ocasiones, una que otra confidencia, vía correo electrónico. De algunos conocemos su rostro porque aparece en su perfil y de algunos más su voz,  gracias a que en ocasiones sus palabras van acompañadas de imágenes y audio. Con los amigos virtuales se antoja pasar una tarde platicando de todo y de nada, como se hace con los amigos que conocemos físicamente. No he querido hacer la distinción entre virtuales y reales, porque todos lo son, hasta que demuestren lo contrario.


Confieso que este año he dejado de frecuentar tanto a mis amigos, a quienes conozco físicamente, como a los virtuales, aunque nunca han dejado de estar presentes.

Ahora Myriam Mahiques me da la oportunidad de expresar un "Gracias por estar presente", por medio de este premio que ha diseñado y compartido con sus amigos virtuales. La semana pasada lo recibí y me sentí muy feliz de formar parte de la larga lista de sus amigos. Así presenta Myriam su iniciativa:
Ésta es la primera vez que hago un premio, que en realidad es un agradecimiento a los amigos virtuales que me acompañan desde hace años, algunos no tanto, pero tienen la constancia de pasar por mis blogs y grupos, saludar, comentar, lo cual es un aprendizaje y satisfacción para mí. Sé que participar de las redes lleva mucho tiempo, por lo cual, a aquéllos que se acercan cotidianamente les estoy doblemente agradecida.
He pensado qué imagen les dejaría, y trabajé una foto de un frasco de preservas -que hice yo misma- porque  conlleva la metáfora del tiempo, de lo que dura y no perece. Pueden llevarse la imagen a sus sitios, dejarla, pasarla, sólo mirarla, recordarla, cómo gusten; se llama ¨Gracias por estar presentes!!!¨.
 Este premio no implica ninguna condición, pero siguiendo el ejemplo de Myriam, deseo mencionar a los queridos amigos virtuales que esta Aldea me ha permitido conocer y que son tan reales como el compromiso que plasman en su obra y su valiosa amistad.



Albert Lázaro-Tinaut, de Transeúnte en pos del norte
Asunción Carracedo, de Amigos de Papel
Anabel Sáiz Ripoll, de Voces de las dos orillas
Blanca Olivas, de Palabralabra
Carlos Marianidis
Carlota Bloom, de En ocasiones… leo libros
Condesa Freia, de Variaciones Goldberg
Esther, de Sapere aude!
Isazkun Legarza, de Librería de Mujeres
Juana Castillo, de Perlas de Luna
Lola MU, de Ab Música y más
Lucía Borreguero y su hermosa hija Noa
Marcelo Suárez de Luna, de La menor idea 
Pedro Villar, de Cuaderno de apuntes
Rozanna, de Basque-Land
Sergio Astorga (y Helena), de Antojos
Susana Arroyo Furphy, de Yo escribo

Muchas gracias Myriam y a todos los demás amigos por estar presentes y hacer de estos espacios virtuales sitios en donde la amistad es posible.


9 comentarios:

Myriam Mahiques dijo...

Gracias a tí María Eugenia, me alegra muchísimo estar en la lista de tus amigos, virtuales o quién te dice, tal vez algún día de los reales, después de todo no estamos tan lejos!!!
Un beso,
Myriam

sergio astorga dijo...

Mi querida pisana María Eugenia, cómo ves? se te extraña.
Y había tenido oportunidad de ver la imagen en el espacio de Myriam y me ha gustado mucho su telúrica sensación. Te felicito y te doy las gracias por mencionarnos.
Me encante ver tantos amigos reunidos en la Aldea.

Siempre abrazos

Esther dijo...

Gracias por tu amistad, María Eugenia, no por virtual menos valiosa y querida. Seguimos en contacto, con idas y venidas, según nos dejan las obligaciones y compromisos.
Un abrazo grande.

María Eugenia Mendoza dijo...

Me encantó tu iniciativa, deseo que muchos de los amigos la hagan circular en este mundo virtuoso de la blogosfera.
Es cieto lo que dices, no estamos tan lejos, ojalá un día podamos platicar en vivo, mientras tanto sigamos cultivando esta amistad.
Un cariñoso abrazo.

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Sergio:
Hace unos días que estuve en Antojos me di cuenta que Myriam ya ha hecho acto de presencia en tu artístico y amistoso espacio. Es un enorme gusto poder ampliar estos círculos de amigos tan reales, que hasta nos extrañamos cuando no dejamos evidencia de que seguimos por aquí.
Un cálido abrazo.

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Esther:
Muchas gracias por darte una vuelta por esta Aldea en donde eres tan querida.
Un cariñoso abrazo.

Marcelo dijo...

Cuando uno se interna en la Aldea, se encuentra con bellas sorpresas. Muchas gracias!

María Eugenia Mendoza dijo...

Gracias a ti Marcelo, estás en casa.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, María Eugenia, sabes que pensamos lo mismo.
Un fuerte abrazo.
Lucía.