viernes, 2 de julio de 2010

Aurelio González Ovies, estudio de Anabel Sáiz Ripoll, en Arena y Cal


 Palabra
te respiro
te bebo
te seduzco
te amo
te penetro
te traiciono,
regreso
y tú me esperas

Me acuestas en tu pecho
de epopeya
y me hablas
(Tocata y fuga, 2004)

La publicación mensual, en la revista electrónica Arena y Cal, del estudio que Anabel Sáiz Ripoll realiza en torno a un escritor hispanoamericano de narrativa o poesía se ha convertido en una deliciosa invitación a conocer su obra, además de ser una valiosa contribución a la historia de la Literatura.

En este mes de julio las páginas electrónicas de la citada revista y de los blogs  que celebramos el trabajo de Anabel, enlazándolo, se engalanan con Aurelio González Ovies. Anabel ha titulado esta presentación y aproximación a la poesía del poeta asturiano "Siempre regreso a lo perdido".
 El poeta, a la hora de definirse a sí mismo, tiene sus vacilaciones y nos ofrece un retrato, breve, pero lleno de sentires cuando dice: “Complicado, esto de definirse a uno mismo. Creo que soy nervioso, por más que siempre creí que me parecía tranquilo. Y con los mismos miedos de siempre a rastras: los finales, el dolor, la desventura. Amigo de mis amigos, por encima de todo, que no son muchos, pero lo son todo. Y de la belleza, que linda, tal como la miro, no con la tristeza, pero sí con la melancolía. Y soñador, en ocasiones demasiado.”
En el citado estudio Anabel recurre a María García Esperón, quien ha dado voz a la poesía del asturiano, de quien sin duda es toda una experta. Aprovecho para recomendar los videos publicados en su blog y en el del colectivo Voz y Mirada.

Este magnífico estudio merece ser leído completo, despacio, saboreando cada una de las palabras tanto del poeta como las de la especialista en LIJ, a quienes les mando un abrazo desde esta Aldea.

Aurelio González Ovies y sus editoras
Ángela y Ester Sánchez, de la Editorial Pintar-Pintar 
Fotografía tomada de Voz y Mirada

4 comentarios:

María García Esperón dijo...

Querida Maru:

¡Qué belleza de nota! Ciertamente que Aurelio y Anabel se la merecen, como tú el agradecimiento por dar tanto brillo a las palabras, lo que no es de extrañar, ocurriendo esto en la mismísima y entrañable ALDEA DE LAS LETRAS.

María Eugenia Mendoza dijo...

Queridísima María:
Esta Aldea necesita de Aurelio, Anabel, Ángela, Ester, de ti y de muchos artistas más que van de la mano para hacer, materializar y divulgar letras que alimenten el espíritu y la vida misma.
Te mando un abrazo y mi agradecimiento por permitirme conocer a esta pléyade de creadores.

Editorial Pintar-Pintar dijo...

Qué alegría "aparecer en la foto" junto a un poeta tan grande como Aurelio (por cierto, foto "robada" primero en la presentación de aquella tarde/noche... ya para el recuerdo... y "peleada" luego por María para que viera la luz... de los monitores de todo el mundo ;-)
Que alegría se difunda la obra de Aurelio, su persona, por todos los rincones, de la mano, manos expertas, de María, Anabel, Rosa o como en este caso, la Aldea de las Letras.
Gracias.

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Ángela y Ester:
Para esta Aldea es un honor la presencia de quienes enriquecen al mundo con sus letras y hacen realidad los sueños.
Autores, ilustradores, editores, libreros, maestros, lectores y muchísimas personas están involucradas en estas actividades. Ojalá muchas más se sumen para que Pintar-Pintar siga dibujando sonrisas como las captadas en esta fotografía, para que la poesía de Aurelio nos conmueva y nos haga valorar lo verdaderamente importante, para que investigaciones como las de Anabel permitan difundir sus trabajos y la generosa amistad de María siga tendiendo puentes de comunicación.
Gracias por visitar esta Aldea. Va un abrazo muy cariñoso.