jueves, 25 de marzo de 2010

Saludos a Magda Díaz y Morales, de Apostillas Literarias

Hace un momento entré al blog Apostillas Literarias, de Magda Díaz y Morales y me encontré con la explicación de su ausencia temporal de este espacio de comunicación, crítica literaria y amistad que ha creado para deleite de cientos de leales seguidores. Lamento muchísimo el accidente relatado y que la inflamación en la rodilla le dificulte la movilidad y la actividad a la que está acostumbrada.

A Magda no la conozco personalmente. Nuestro primer encuentro virtual fue gracias a un comentario que dejó en esta Aldea, en la entrada sobre la Biblioteca del niño mexicano. Desde entonces visitar Apostillas Literarias se ha convertido en una grata experiencia cotidiana, debido a la riqueza y variedad de temas abordados, a la oportunidad de la información en su dietario, así como por el exquisito diseño.

Nuestra comunicación vía correo electrónico me ha permitido conocer un poco más a Magda, quien en una ocasión mencionó que le gustaría leer Peligro en la Aldea de las Letras. A pesar de la intensa carga de trabajo, en cuanto lo tuvo en sus manos se dio el tiempo para leerlo y el 16 de marzo me llevé una muy grata sorpresa al descubrir su reseña. A unos cuantos minutos de publicada le escribí un correo electrónico para agradecerle la lectura de mi libro, la escritura de una reseña generosa y extensa, así como que la hubiera incluido en su blog, visitado regularmente por cientos de personas de diferentes partes del mundo, quienes enriquecen la inteligente y amorosa dedicación de Magda en ese espacio de encuentros, con no menos inteligentes y amorosos comentarios.

He querido dedicar esta entrada a Magda para desearle pronta y total recuperación, así como para reiterar mi amistad y agradecimiento por tan hermosa y valiosa reseña.


7 comentarios:

sergio astorga dijo...

Si me permites unirme a tus buenos deseos para la pronta recuperación de Magda te lo agradezco.
También me he enterado al visitarla de su incidente extra académico.

Abrazos a las dos.
Sergio Astorga

siempreconhistorias dijo...

Estimada María Eugenia, conocí tu blog y algo de tu obra gracias a Magda y sé de su inci-acci-dente por su última entrada. Me asomo para dejarles a las dos un gran gran abrazo admirado y desearle a Magda su pronta recuperación.
Un beso,
Izaskun

María Eugenia Mendoza dijo...

Sergio:
Creo que el espíritu de estas bitácoras, en las que a veces se incluyen cuestiones personales, nos permiten conocer y admirar más a personas como Magda, quien ha creado y cuidado con tanto amor Apostillas Literarias.
De manera que nos unimos para desearle pronta recuperación.
Recibe un afectuoso saludo y mi agradecimiento por visitar este Aldea.

María Eugenia Mendoza dijo...

Hola Izaskun:
Gracias por unirte a este deseo de que Magda se recupere pronto.
Te mando un cariñoso abrazo y aprovecho para decirte que te sigo los pasos en Siempre con historias.

María Eugenia Mendoza dijo...

¡Ups! Escribí: "este Aldea". Disculpen este error de dedo y por no haberlo corregido antes de publicar el comentario.

Magda Díaz y Morales dijo...

Querida María Eugenia, muchas gracias por tus palabras y por tu amistad.
Esto de la rodilla me tiene en cama y solo "camino" para realizar algunas cosas. El dolor es menos, pero la inflamación no se quita, ahí está. Veré de nuevo al traumatólogo, tal vez quieran drenarme y le tengo mucho miedo (por el dolor).

Me alegra encontrar aquí a dos personas a las que guardo afecto: Sergio (a quien conozco desde hace tiempo. Es un buen amigo, y un gran artista) y a Izaskun, a quien agradezco mucho sus palabras y buenos deseos. A los dos un largo abrazo.

Para ti María Eugenia, otro abrazo y nuevamente muchas gracias.

María Eugenia Mendoza dijo...

Querida Magda:
Espero que todo vaya mejor ahora que has estado reposando y que el médico te aconseje lo más conveniente para ti. Recibe un cariñosísimo abrazo.
Ma. Eugenia